Piden reforzar barrera sanitaria para evitar ingreso de vinchuca

Autoridades nacionales e internacionales advirtieron sobre la necesidad de continuar realizando esfuerzos para erradicar totalmente el mal de Chagas

Autoridades nacionales e internacionales llamaron este jueves a redoblar los esfuerzos para mantener la erradicación en Uruguay de la vinchuca, el parásito transmisor de la enfermedad conocida como el mal de Chagas.

En una conferencia de prensa de la que participó el presidente José Mujica, los integrantes de la Misión de la Comisión Evaluadora Internacional de OPS – OMS, Alonso Parra y Joao Carlos Pinto Días, el representante de la OPS – OMS en Uruguay, Eduardo Levcovitz y el presidente de la Comisión Nacional Honoraria por la Zoonosis, Ciro Ferreria coincidieron en que la mejor forma de combatir el reingreso de este insecto es a través de la barrera sanitaria y el control epidemiológico. “Las biologías de las enfermedades no conocen de fronteras”, repitieron varias veces los jerarcas.

El llamado no quedó allí. También se insistió en que la educación es un arma fundamental, al igual que el trabajo en coordinación de los ministerios. Si se trabaja en este sentido, se puede llegar a ser el primer país de América Latina en erradicar de forma “persistente” la vinchuca.

Si bien se informó que en Uruguay, las autoridades sanitarias la han buscado “hasta debajo de las piedras” y no la han encontrado, “esto no quiere decir que no exista”.

Una enfermedad de pobres
El mal de Chagas “es una enfermedad de los pobres, que no son solo pobres de cosas, sino también de información central”, dijo Mujica, quien llamó a los medios de comunicación a informar al respecto.

“Hoy no tenemos la vinchuca y menos la vinchuca afectada. ¿La hemos eliminado para siempre?”, se preguntó el mandatario. “Tenemos gran chance, pero no debemos bajar la guardia porque en la región hay mucha vinchuca infectada por todas partes”, señaló.

“La experiencia nos indica que nunca hay una victoria absoluta en la vida biológica”, manifestó el mandatario en referencia al antecedente uruguayo con la aftosa. “Este país en la década del 90 creyó que había eliminado la aftosa y dejó de vacunar a las vacas. A los pocos años tuvo un traspié y vaya que le costó. Porque las fronteras políticas no son las fronteras de la biología”,

La eliminación total de la vinchuca, que “por momento no tiene cura y ha significado un estrago en la vida de mucha gente (…) depende mucho de los medios de difusión que de vez en cuando informan a la gente de estas cosas. El gran antídoto es que la gente esté informada”, afirmó.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios