Pili baja el precio de la leche al tambero y profundiza la crisis

Los productores ingresan en una situación que compromete la continuidad
Las empresas lecheras están ingresando en una situación que compromete la viabilidad económica de las explotaciones, como resultado de la caída de precios, la demora en los cobros de exportaciones a Venezuela y por la incertidumbre sobre futuros negocios, confirmaron diversas fuentes a El Observador.

La industria Pili de Paysandú, que a raíz de la situación de Venezuela está redireccionando sus negocios de quesos hacia Brasil pero a precios muy menores, decidió ayer bajar 14,2% los precios de la leche a sus productores, de $ 7 el litro a $ 5.80. "Esto significa trabajar directamente a pérdida", aseguró el presidente de la Asociación de Productores de Leche de Paysandú, Raúl Orta.

En el ámbito de la cuenca lechera de Conaprole, donde los tamberos obtienen los mejores precios, ya comenzó a vislumbrarse este panorama, destacó a El Observador el directivo de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Pedro Mas.

Conaprole sostuvo en diciembre pasado los precios de noviembre en un promedio de $ 7,87 (US$ 0,26) por litro. Ese precio mantuvo los valores básicos que se toman en cuenta para fijar el pago a los productores. Con ese nivel de precios se compromete igualmente la viabilidad de las explotaciones de los productores, porque no cubre los costos de producción, sostuvo el directivo.
Ansiedad por cobrar
"Estamos esperando ansiosos el cobro de las exportaciones de los productos lácteos que se han realizado hasta el momento y que se cumplieron en el marco del acuerdo firmado por los presidentes de ambos países", afirmó el productor Pedro Mas, integrante de la Colonia 33 Orientales, de Florida.

El tambero señaló que el productor hizo todo lo que podía hacer porteras hacia adentro de su establecimiento para incrementar la productividad y lo que necesita ahora es cobrar los embarques realizados y luego señales que impacten en la credibilidad de este tipo de acuerdos comerciales.

El dirigente opinó que si la cooperativa no recibe el dinero que se le adeuda, los productores estarán ingresando en una fase crítica de viabilidad.

Pagos de Venezuela

Calcar, de Carmelo, cobró el lunes pasado el 25% de la exportación de quesos efectuada a Venezuela. Por otra parte Pili, de Paysandú, que aún tiene en cámara de frío 2.600 toneladas de queso para Venezuela, logró un segundo cobro, completando el pago de 1.700 toneladas de queso embarcadas. Conaprole cobrará US$ 3 millones. El fondo que permite estos pagos es un saldo de los primeros US$ 50 millones enviados por Venezuela.Claldy no ha cobrado nada.

$ 5,80

Precio. Pili de Paysandú resolvió pagar ese precio a sus productores. Representa una baja del 14,2% como consecuencia de las dificultades financieras ocasionadas por los negocios con Venezuela.


Acerca del autor