Piquete en la entrada de MoWeek y presión para quitar publicidad

La empresa multinacional debió sacar cartelería y carpa

El corte de tránsito realizado ayer en el centro de Montevideo es el tercero que protagonizan los taxistas en los últimos cinco días. El viernes pasado, la zona afectada fue avenida Italia a la altura del LATU, donde se llevaba a cabo, en el salón Los Robles, el evento de moda denominado MoWeek. Aproximadamente a las 19 horas, la seccional Nº 14 (Parque Rivera) recibió una denuncia de los organizadores de MoWeek, dando aviso de que una delegación de taxistas estaba cortando el tránsito en avenida Italia y Bologna, además de impedir el ingreso de personas al evento y de quitar banderas y cartelería de Uber, dijo a El Observador el comisario de la seccional, Víctor Torres.

Es que la empresa multinacional era una de los auspiciantes de MoWeek. Como tal, la invitación al evento incluía un viaje gratis por el valor de $ 250 en Uber. Para eso, habían colocado a las afueras del salón Los Robles una carpa, donde los invitados podían adquirir el servicio.

Cuando llegaron los coches policiales, los taxistas no solo estaban cortando avenida Italia a la altura de Bologna, también lo hacían en Cooper y en Nariño. Torres señaló que de inmediato se puso en marcha el operativo para permitir la circulación del tránsito.

Sin embargo, para liberar totalmente las calles, los taxistas exigieron que la empresa multinacional quitará toda la publicidad que tenía en el evento, incluida la carpa. La presión llevó a que sobre las 22.30 horas, Uber finalmente accediera a retirar toda la publicidad y la carpa.

Según relató Torres, eso no conformó a los taxistas, que exigieron ingresar al evento para verificar que efectivamente en el interior del salón tampoco quedaba ninguna cartelería. Así lo hicieron y en el salón Los Robles solo permaneció la publicidad estática, que "era imposible de sacar", manifestó el comisario.

El operativo policial se prolongó hasta las 23.30 horas, cuando la situación se normalizó. Torres dijo también que la policía notificó sobre el caso al juez Nelson Dos Santos, quien resolvió no hacerse presente, ya que cuando fue enterado ya se había liberado uno de los tres carriles de avenida Italia.

El Observador consultó sobre los hechos a la empresa Uber y a los organizadores del evento, pero ambos se negaron a realizar manifestaciones al respecto.

Esa misma noche, otro grupo de taxistas cortó el ingreso al aeropuerto internacional de Carrasco también en protesta contra Uber.

Populares de la sección