PIT-CNT apoya acuerdo laboral que generó el enojo de Vázquez

El presidente ordenó que no se firme y el movimiento sindical promete pelea

El acuerdo salarial firmado entre ALUR y el sindicato de trabajadores provocó el enojo del presidente Tabaré Vázquez y varios ministros, y el gobierno dio la orden de que no sea aprobado. Sin embargo, el PIT-CNT dio su respaldo al acuerdo. "Los convenios están para cumplirse", dijo a El Observador el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira.

El acuerdo va contra las pautas establecidas por el Poder Ejecutivo ya que establece ajustes salariales bimestrales, pero fue aprobado por unanimidad por la asamblea de trabajadores del Sindicato de Obreros de la Caña de Azúcar (SOCA), por lo que el gremio dará pelea para defenderlo. El asunto es que para quedar vigente, más allá de lo que diga ALUR, debe ser aprobado por ANCAP.

Por eso los trabajadores de ALUR en Bella Unión analizarán qué camino seguir si cae el convenio, aunque ya aseguran que se preparan para "lo peor" y planifican movilizaciones para exigir que se respete lo firmado con la empresa.

En el PIT-CNT cierran filas con lo logrado por los trabajadores de la caña de azúcar y ven "positivo" que los ajustes salariales sean cada dos meses y en función de la inflación. Ricardo Cajigas, secretario del Interior de la central obrera, viajará el miércoles a Bella Unión para reunirse, entre otros, con los dirigentes del sindicato de la caña de azúcar.

Cajigas dijo a El Observador que están "absolutamente en contra" de que el gobierno rompa el acuerdo. "Se supone que el gobierno y el Ministerio de Trabajo debe ser neutral, o en realidad debe tener un poquito de parcialidad para proteger sobre todo a la parte más débil, que son los trabajadores", dijo Cajigas. "Si una empresa firma un convenio con sus empleados, no veo por qué el gobierno debe intervenir para perjudicar a la parte más vulnerable que logró una mejora", afirmó. Para el dirigente del PIT-CNT "no está prohibido firmar acuerdos por encima de las pautas" que son "un piso" para negociar.

Milton Castellano, director del Instituto Cuesta Duarte, también opinó que "es mejor" el ajuste salarial bimestral a que se haga "cada 6, 18 o 24 meses".

De acuerdo a las pautas que fijó el Poder Ejecutivo, la negociación salarial debe concluir en una fórmula con aumentos salariales bajo determinados rangos, dependiendo de la situación económica de cada rama de actividad. Los correctivos por inflación pasada serán a 18 o 24 meses. Para el PIT-CNT, con esos lineamientos habrá pérdida salarial, mientras que para el Ministerio de Economía al final del acuerdo (un año y medio, o dos) los trabajadores habrán recuperado lo que perdieron por inflación.


Populares de la sección