PIT-CNT dispuesto a reducir horario laboral para evitar despidos

La central se muestra afín a la propuesta de las industrias para evitar el seguro de paro
En filas del PIT-CNT se ve con buenos ojos el planteo de la Cámara de Industrias (CIU) que promueve una "flexibilización laboral" con el objetivo de preservar el empleo y "salvar el aparato productivo" en momentos donde la economía crece a menor ritmo y el sector manufacturero viene en declive.

La idea que la gremial industrial ya oficializó ante autoridades de gobierno se basa en que, de forma temporal, las empresas –de común acuerdo con sus trabajadores–, definan que una semana se trabaje de lunes a viernes y a la siguiente de martes a jueves, de forma rotativa. Eso permitiría, por un lado, que el trabajador no tenga que ser enviado a seguro de paro y, por otro, que el Estado no tenga que pagar el subsidio.

En diálogo con El Observador, el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, valoró de forma positiva la iniciativa y recordó que este tipo de planteos son los que promueven los sindicatos generalmente –con suerte dispar– antes de que el personal pase al seguro de paro o se planten despidos.

"Todo tiene que estar sujeto a una dosis importante de negociación colectiva, no puede ser resuelto de forma unilateral; y a que la gente pueda ser creativa a ir encontrando las soluciones más adecuadas con cada caso", dijo Abdala. En Uruguay ya existen algunas modalidades de reducción horaria por acuerdo de partes desde hace años en varios rubros de actividad. pero no a nivel de rama.
Para que la medida planteada por la CIU tenga andamiento y se pueda oficializar a gran escala se requiere modificar la ley que establece las ocho horas de jornada laboral, según había dicho a El Observador el director del Instituto de Relaciones Laborales de la Universidad Católica, Juan Manuel Rodríguez.

La idea de la CIU, que ya fue presentada a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, busca impulsar un acuerdo amplio en el ramo fabril que apunte a "flexibilizar" el mercado laboral, como se está aplicando en otras partes del mundo, como por ejemplo en Italia.

"La persona en lugar de ganar 10, va a ganar ocho, pero si iba al seguro (de paro) iba a ganar seis y, lo más importante, mantiene su puesto de trabajo y no tiene la angustia de saber que capaz que en cuatro meses vuelve y tiene el despido", había dicho Corallo a El Observador.

Por su parte, Rodríguez explicó que la denominada "jornada variable" implica flexibilizar la jornada de ocho horas y aceptar una jornada de determinada cantidad de horas semanales de acuerdo a lo que establecen las partes.

Otra modalidad algo más sofisticada que se utiliza en Europa se denomina "cuenta corriente de horas". Esto implica que se contrata por determinada cantidad de horas en el año, que se pagan se trabajen o no.

"La empresa ordena el trabajo en función de la pronta entrega, porque está asociado a que se produce lo que se vendió. Pero lo que se vendió es variable, entonces concentra la cantidad de trabajo en los momentos en donde tiene que tener una producción muy superior a la media", explicó Rodríguez.

La inciativa de la gremial industrial fue presentada a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP)) y será derivada al Ministerio de Trabajo (MTSS) para su tratamiento.

El nivel de producción promedio del núcleo duro industrial durante los últimos 12 meses relevados a febrero por el Instituto Nacional de Estadística (INE) mostró una caída de 8,6% respecto al año móvil anterior. Se trata de un retroceso muy similar al registrado en los 12 meses finalizados en enero, de 8,7%.

Populares de la sección