PIT-CNT fuerza un nuevo paro pese a concesiones de Vázquez

En votación dividida resolvieron parar en la primera quincena de setiembre
Un voto marcó la diferencia entre el Secretariado Ejecutivo y la Mesa Representativa del PIT-CNT. El pasado martes el secretariado propuso desactivar el paro previsto para este mes y postergarlo para la segunda quincena de setiembre, con la previsión de que en ese momento la negociación salarial ya enfrentaría diferencias.

Sin embargo, ayer la votación torció esa decisión y por 21 votos contra 20 el conjunto de los gremios reunidos ayer resolvieron que la central sindical parará en la primera quincena de setiembre, con movilización incluida.

Una de las razones por las cuales la cúpula del PIT-CNT había resuelto proponer que el paro se guardara para momentos conflictivos, fue la señal que dio a la central el presidente Tabaré Vázquez en la última reunión, en la que accedió a mantener la pauta salarial prevista para 2015 durante 2016. Si bien no lograron que también accediera al reclamo de los correctivos por inflación anuales, esa flexibilización había sido suficiente para mejorar el clima y devolver la señal desactivando el paro previsto. Sin embargo, la mayoría de los gremios entendió que lo logrado con Vázquez no fue suficiente.

La fecha concreta del paro será definida la próxima semana por el Secretariado Ejecutivo, así como el lugar desde donde se movilizarán, según dijo a El Observador Marcelo Abdala, secretario general de la central sindical. Abdala dijo que, en términos generales, la mesa representativa "valoró los avances (con el gobierno) pero con diferentes matices". Su agrupación (Partido Comunista), sumada a la que integra el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira (Articulación, más cercana al gobierno), votó a favor de que el paro se realizara más adelante, según pudo saber El Observador.

Sin embargo, la agrupación 5 de marzo –encabezada por el gremio de la bebida- y la lista 41, integrada entre otros por la Confederación de Obreros y Funcionarios del Estado (COFE), propusieron que haya un nuevo paro parcial en menos de un mes. La misma postura adoptaron varios gremios de la educación, a pesar de que integran agrupaciones que estaban a favor de aplazar la medida.

Ricardo Cajigas, dirigente de la Unión Ferroviaria e integrante del Secretariado Ejecutivo, explicó a El Observador que el principal argumento para votar a favor de un paro en la primera quincena del mes que viene fue considerar que los avances conseguidos con el gobierno fueron producto, entre otros motivos, de las movilizaciones realizadas semanas atrás junto con la Federación de Estudiantes Universitarios (FEUU) y la Organización de Jubilados y Pensionistas (Onajpu), así como el paro general de 24 horas realizado el 14 de julio.

La respuesta del presidente Vázquez, 48 horas después de reunirse con representantes del PIT-CNT, fue reconocida como un gran avance en la reunión de la mesa, pero también hubo acuerdo en que todavía "falta mucho", según indicó Cajigas.

"Hoy se dio una discusión política de muy alto nivel que viene corroborando un proceso, todo en un marco de unidad muy importante. Fue una votación dividida, con un debate muy franco y con muchos argumentos que nos dejó a todos muy contentos", sostuvo el sindicalista.

La Mesa Representativa definió además que el Secretariado Ejecutivo valore en las próximas semanas si es necesario fijar una nueva reunión de los gremios y pautar un nuevo paro, ya sea parcial como el que se realizará en setiembre, o de 24 horas.

Las posturas

El martes pasado, el Secretariado Ejecutivo consideró que los avances con el gobierno habían sido tan positivos que ameritaba postergar la convocatoria a un paro para la segunda quincena de setiembre. También votó por unanimidad que las medidas principales de lucha mientras no hubiera un paro a la vista siguieran siendo las movilizaciones. "La necesidad de la movilización está planteada. El plan de acción global de la central no cambia, lo que cambia es la movilización que será funcional a la temperatura de los consejos de salarios", había dicho a El Observador el secretario general del PIT-CNT.

Además de esa postura del Secretariado Ejecutivo, en la reunión de la Mesa Representativa también se manejó la idea inicial de que el paro parcial se realizara en octubre, cuando las negociaciones por los Consejos de Salarios estuvieran en su punto más álgido, especialmente en el sector privado, pero no prosperó.

Hace ocho días comenzaron a funcionar 109 mesas de negociación salarial, luego del anuncio de Vázquez de mantener las pautas salariales de 2015, que implica que sectores que se consideraban en problemas y que en 2016 iban a tener ajustes de 6,5% ahora pasarán a percibir un aumento de 8% nominal. En el caso de los intermedios, pasará de 7,5% a 8,5% y en los dinámicos de 9% a 10%.

"He instruido al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para que, considerándolo oportuno, se
mantengan los aumentos establecidos en los lineamientos para el primer año, es decir las pautas salariales fijadas para el año 2015", escribió Vázquez en la carta enviada a la central sindical.
Ese cambio en las pautas no cayó bien en el sector empresarial, lo que hace prever al PIT-CNT que las negociaciones no serán sencillas, a pesar de que el gobierno espera que los convenios se firmen en un plazo no mayor a 90 días.

Populares de la sección