PIT-CNT pide cambios a pauta oficial para evitar caída del salario real

Advierte que trabajadores podrían perder poder de compra este año, tras un magro crecimiento en 2015 por la suba de la inflación


El Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT divulgó este jueves un informe solicitando al Poder Ejecutivo cambios en las pautas de ajuste salarial ante el riesgo de que los trabajadores puedan perder salario real por primera vez desde 2005. "Con una inflación anual de 9,44%, el crecimiento acumulado del salario real en el año (2015) fue de tan sólo 0,39%. En términos promedio, la medida más usual para analizar la evolución del poder de compra, el salario real de 2015 se ubicó 1,56% por encima del de 2014", señala.

Agrega que aunque el salario real durante el primer semestre de 2015 siguió siendo superior al de iguales meses de 2014, "esta diferencia se fue haciendo cada vez menor. Incluso, en agosto de 2015, el poder de compra del salario se ubicó por debajo del que tenía en agosto de 2014, siendo ésta la primera vez que se verificaba una caída de salario real mensual interanual desde hace al menos 12 años".

De hecho, la central sindical apunta que el propio gobierno no esperaba una desaceleración tan importante del salario pese al enfriamiento de la economía, ya que para 2015 tenía una proyección de crecimiento del 2,5%. El trabajo de la central responsabiliza al rebrote de la presiones inflacionarias como una de las razones fundamentales que está explicando la desaceleración del poder de compra.

"El principal factor es sin duda la mayor inflación verificada el año pasado, ya que aun cuando en 2015 la mayoría de los trabajadores privados contó con correctivos periódicos pactados en la ronda de negociación de 2013, la cada vez mayor brecha entre la inflación proyectada e incorporada en los convenios (5%) y la efectiva (9,44% en 2015), hace que en la comparación mensual, el crecimiento de salario real sea menor en 2015 que en 2014 incluso si los incrementos acordados en ambos años fueran iguales. Esto se ve agravado por el hecho de que muchos convenios firmados en el marco de la quinta ronda de 2013 y que tuvieron sus últimos ajustes en 2015, pactaban incrementos de salario real
decrecientes en el tiempo", explica el documento.

El Cuesta Duarte advierte que de "no mediar cambios en la aplicación de los lineamientos propuestos por el Poder Ejecutivo para la sexta ronda de negociación colectiva,del salario real se agudizará aún más y en un contexto de estabilidad en el ritmo de crecimiento económico, la masa salarial volverá a caer, provocando efectos redistributivos regresivos"

En enero comenzaron a negociar unos 200 mil trabajadores más cuyos convenios vencieron en diciembre de 2015. Se trata mayormente de trabajadores de sectores de salarios sumergidos (unas 110 mil trabajadoras domésticas y 30 mil trabajadores rurales del sector de granja y forestación).

"Sin cambios importantes en la posición del Poder Ejecutivo respecto a los lineamientos, es probable que estas negociaciones también se extiendan en el tiempo, con las consecuencias negativas que esto provoca en el salario real medio, fundamentalmente en sectores donde, por sus características, el pago de la retroactividad es más difícil", alertó.

Populares de la sección