Plan maestro para puerto con dos proyectos claves sin definición

De concretarse regasificadora o planta de UPM obligarán a hacer ajustes

La Administración Nacional de Puertos (ANP) inició la fase final para presentar un plan maestro o director que marcará la hoja de ruta para la terminal de Montevideo de cara a los próximos 25 años. Mientras el ente portuario aguarda un informe técnico que está procesando la consultora Valencia Port, ya inició una serie de intercambios con los operadores privados para recoger sus inquietudes al respecto.

De todas formas, dos proyectos claves para planificar la infraestructura, como la posible instalación de una segunda pastera de UPM –cuya producción saldrá por la terminal capitalina– o la construcción de una planta regasificadora en Punta de Sayago continúan sin definición.

Uno de los actores que ya mantuvo un encuentro con autoridades de la ANP y la consultora Valencia Port fue el Centro de Navegación (Cennave). En ese sentido, el presidente de la gremial que agrupa a los agentes portuarios, Alejandro González, informó a El Observador que el Cennave brindó su punto de vista en "grandes líneas" ya que la institución abarca diversos actores privados como agencias marítimas, depósitos portuarios o terminales. "Cada uno después tendrá derecho a plantear sus propios temas y defender sus intereses como empresa", explicó González.

Durante su exposición, el Cennave hizo hincapié en la necesidad de diagramar un nuevo orden para el puerto de Montevideo que contemple nuevas inversiones en infraestructura, como elevar la profundidad de acceso a las distintas terminales, pero también aspectos menores como solucionar la pavimentación total del piso del área de maniobras del puerto, que es un problema aún sin resolver.

El canal de acceso al puerto de Montevideo cuenta hoy con una profundidad de 12 metros, pero la mayoría de los muelles públicos opera con 10 metros, mientras que la Terminal Especializada de Contenedores (TCP) opera con 12 metros pero sus muelles permitirán trabajar a 14 metros. En tanto, el muelle estatal C acaba de alcanzar los 12 metros de profundidad, al igual que la terminal especializada de granos, ambas con potencial de llegar a los 14 metros. "No tendría sentido avanzar con muelles a 14 metros si primero no logramos aumentar el dragado del canal de acceso", señaló González.

El otro tema que el Cennave manejó con cierto grado de "preocupación" ante las autoridades de la ANP es el futuro de la zona de Punta de Sayago, que podría operar como un "pulmón" para descongestionar y ampliar la operativa portuaria de Montevideo. "Esa iniciativa va muy de la mano de si el proyecto de la regasificadora se hace o no. Por eso es un factor de preocupación", explicó González. Sin la regasificadora, la posibilidad que la ANP o un operador privado realice grandes inversiones en dragado y muelles para operar con buques de gran porte parece bastante acotada.

Algo similar ocurre con la carga de celulosa que la pastera UPM planea transportar vía tren a Montevideo. Por eso el Cennave consultó a las autoridades qué opciones de espacio están manejando para sacar esa producción, algo que todavía están en pleno proceso de negociación y sujeto a que finalmente la compañía finlandesa y el gobierno uruguayo lleguen a un acuerdo para instalar la planta en las cercanías de Paso de los Toros.

Unidades de negocio por área portuaria

El presidente de la ANP, Alberto Díaz, declaró al portal de Presidencia que el nuevo plan maestro prevé un manejo del ente portuario en unidades de negocios para delimitar la operativa de barcos cruceros, las cargas a granel, la de contenedores y la pesca. "Todas tienen requerimientos diferentes y en algún momento compiten por el mismo espacio, por lo que se deben solucionar estos conflictos internos", reconoció el jerarca.


Populares de la sección