Plaza de toros de Colonia como un paseo patrimonial al estilo europeo

La comuna destinará US$ 5 millones en la recuperación de esa obra
Hacer foco en el turismo y en la propia historia" del departamento era uno de los principales objetivos que el intendente de Colonia, Carlos Moreira, había manifestado a El Observador previo a asumir ese cargo por segunda vez, a principios de julio de 2015.

Así, el intendente pretende que la restauración de la plaza de toros de Colonia sea una de las obras emblemáticas en el quinquenio y, en conjunto con la ciudad vieja, hacer de Colonia del Sacramento un paseo patrimonial al estilo de las ciudades históricas europeas.

La restauración de la plaza de toros, que se encuentra actualmente en estado ruinoso, se trata, según el intendente, de un encanto que se suma al patrimonio de la ciudad y permite tener un atractivo como la ciudad vieja y los vestigios de las guerras imperiales entre Portugal y España que comenzó en el 1680 y también un patrimonio más contemporáneo, de 1910, y muestra la implantación de la cultura española en Uruguay.

"Queremos darle vida a la ciudad, que lo patrimonial se revalorice y hacerlo al estilo de los paseos europeos, vender historia y que la gente se sienta transportada", afirmó Moreira a El Observador.

El proyecto

"No se trata solo de hacer un monumento muerto y vacío sino algo que tenga vida y actividad, y sea un factor de atracción" para el departamento, dijo Moreira. De esa forma, la comuna pretende transformar la plaza de toros en un espacio para realizar espectáculos musicales, artísticos y deportivos con una capacidad para 2.000 espectadores.

El proyecto consiste en reciclar una tercera parte de la plaza, consolidar la ruina, sustituir todas las tribunas, y hacer a nuevo la mampostería que cubre el exterior. Como una forma de obtener financiamiento se instalarían en la parte de abajo locales comerciales, dijo Moreira, y se piensa también en la posibilidad de cobrar entrada a los visitantes. El proyecto consiste en reciclar una tercera parte de la plaza, consolidar la ruina, sustituir todas las tribunas, y hacer a nuevo la mampostería que cubre el exterior. Como una forma de obtener financiamiento se instalarían en la parte de abajo locales comerciales, dijo Moreira, y se piensa también en la posibilidad de cobrar entrada a los visitantes.

Aunque en principio la comuna coloniense está enfocada en la plaza de toros, "la idea es reconstruir y darle vida a todo el conjunto Mianovich", señaló el intendente, lo que incluye también la reconstrucción del frontón de pelota vasca, que en 2001 fue escenario del mundial sub 22; un hotel casino donde actualmente funciona una universidad privada, y una usina construida para generar energía en esas instalaciones.

Las obras demandarían una inversión de unos US$ 5 millones, que la intendencia de Colonia pretende asumir a través de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) e inversiones privadas.

En su último viaje a España Moreira se reunió con instituciones especializadas en la reconstrucción de edificios históricos y con posibles interesados en invertir en la reconstrucción de la plaza de toros. Según informó El País, habría cinco inversores dispuestos a financiar el proyecto. Además, el intendente aseguró a El Observador que hay empresarios españoles interesados en realizar inversiones inmobiliarias en Colonia y Carmelo, donde se pretende realizar otra obra emblemática en el quinquenio como la rambla.

El intendente de Colonia afirmó que inversores españoles y argentinos ya adquirieron tierras en la zona del Real de San Carlos, actividad que se ve favorecida, según Moreira, por la seguridad jurídica uruguaya y por el cambio de gobierno en Argentina.

Populares de la sección