Poder de compra de los salarios creció en enero, pero se enfría

Salario real aumentó 1,4% en enero, dos puntos menos que en 2015
La capacidad de consumo de los salarios uruguayos se aceleró en enero por segundo mes consecutivo tanto para los trabajadores públicos como para los privados, como consecuencia principalmente de los ajustes retroactivos por inflación y los nuevos convenios salariales cerrados en diciembre.

La mayor evolución del salario nominal frente a la inflación llevó a que el poder adquisitivo del promedio de los trabajadores del país registre durante el primer mes de 2015 un aumento de 1,4% en la medición interanual tras la suba previa de 0,4%, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística (INE). Pese al repunte puntual de enero, respecto a igual mes de 2015 se procesó una desaceleración importante ya que hace un año la expansión interanual había sido de 3,5%.

Mientras que los precios al consumo pasaron de una suba de 9,4% a 9,7% interanual a enero, los salarios nominales tuvieron un impulso mayor –de más de un punto porcentual– a 11,2% tras el dato anterior de 9,9%. Los asalariados del sector público pasaron de una caída de 0,2% de su capacidad de compra en 2015 a un incremento de 1,5% en enero frente a igual período del año pasado debido al ajuste salarial anual por IPC que aprobó el Ejecutivo en enero.

De igual modo, la capacidad de consumo de los trabajadores privados se amplió 1,3% interanual frente al aumento de diciembre de 0,7%.

Uno de los factores que incidió al mayor impulso fueron los correctivos por inflación pasada del período julio-diciembre que se reflejaron en enero. A su vez, la gran mayoría de las mesas de la sexta ronda salarial que comenzaron a negociarse en julio terminaron cerrando sus convenios en diciembre, lo que se reflejó en los salarios de enero.

Si se desagrega por sectores de actividad, la construcción fue el rubro con la mayor suba real en el año móvil a enero (2,8%), seguido por los servicios de intermediación financiera (2,7%) y el de actividades inmobiliarias (2,6%).

La capacidad de consumo de los trabajadores del área de servicios sociales y de salud se incrementó 1,8%, mientras que industria junto con transportes y comunicaciones aumentó 1% en cada uno.

En la vereda opuesta, el sector de hoteles y restoranes continuó deteriorándose y tuvo en el primer mes del año una baja del salario real de 5,4% interanual seguido por la enseñanza con una caída de 1,2%. En ambos casos, la renovación del convenio salarial se extendió a febrero por la falta de consensos.

Desde una mirada de más largo plazo, frente a mediciones de enero de años anteriores, el incremento real mantiene la tendencia a la desaceleración, en línea con la situación de enfriamiento económico.



Populares de la sección