Poder de compra recuperó su ritmo de aumento en 2016

El salario real del promedio de los trabajadores nacionales tuvo un crecimiento de 3,3%

El menor empuje inflacionario que comenzó a mediados del año pasado y un mayor incremento salarial en las últimas rondas de Consejos de Salarios, fueron los factores detrás del aumento del poder de compra durante el último año.

De cara a 2017, los analistas privados prevén que el ritmo de aumento de los precios al consumo se acelere levemente y que los salarios nominales moderen su incremento, lo que llevaría a un menor ritmo de ganancia en el poder de compra.

El salario real del promedio de los trabajadores nacionales tuvo un aumento de 3,3% interanual en diciembre tras la tímida suba de 0,4% en 2015, de acuerdo a los datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Luego de registrar una leve caída en 2015 en el caso de los salarios públicos, la capacidad de consumo de esos trabajadores tuvo una suba de 3,6%, su mayor expansión desde 2012. A su vez, el salario real del sector privado pasó de un aumento de 0,7% en el cierre de 2015 a un incremento de 3,1% en el último mes del año pasado.

El menor ritmo de aumento de precios a partir de la segunda mitad de año fue un elemento fundamental de la aceleración del poder de compra. La inflación se moderó más de un punto porcentual entre diciembre de 2015 y el mismo mes del último año, pasando de una suba de 9,4% a 8,1%.

A pesar de que en los primeros cinco meses de 2016 la inflación fue en continua suba –alcanzó en mayo un registro de 11% interanual–, a partir de junio comenzó un continuo proceso de moderación.

Pero también el salario nominal hizo su parte. Mientras que en los 12 meses finalizados en diciembre de 2015 aumentaron 9,9%, un año después tuvieron un aumento de 11,7%.

Si se considera el incremento promedio del salario real a lo largo del año, la capacidad de consumo de los trabajadores tuvo un aumento más débil que el de cierre de año, de 1,6%. Esta suba fue muy similar a la que tuvo lugar en 2015.

Para este año, los analistas privados son cautos y esperan que el salario real de los trabajadores moderen su ritmo de aumento respecto a 2016. En la última Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador realizada a fines de diciembre, la mediana de los expertos consultados proyectaron que la inflación registre una leve aceleración en 2017 y cierre el año en 8,9%.

A su vez, mientras que los salarios nominales subieron 10,9% interanual en el promedio del último trimestre de 2016, para igual período de este año esperan que el aumento sea menor, de 9,7%.


Populares de la sección