Poder Ejecutivo demora rebaja de 15% en tarifas que ya aprobó UTE

Costo de abastecimiento de demanda en mínimos histórico; cayó por debajo de US$ 50 por MWh

El Directorio y los equipos técnicos de UTE ya dieron su aval para que se aplique una rebaja de 15% en las tarifas de electricidad por un período inicial de tres mes, que ahora espera por la autorización del presidente Tabaré Vázquez y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

La medida se comenzó a trabajar en abril y fue considerada por el Directorio del ente en una reunión extraordinaria celebrada semanas atrás. Según supo El Observador, la propuesta contempla una reducción de carácter general de 15% en las tarifas de electricidad, que se extendería por tres meses durante el próximo invierno. En esa época del año aumenta el consumo en los hogares residenciales ante el descenso de las temperaturas. La misma medida alcanzaría a las industrias. El plan implicaría para las arcas de UTE una renuncia de unos
US$ 60 millones.

A fin de abril había trascendido que el presidente Vázquez tenía previsto anunciar la rebaja en el marco del Consejo de Ministros que se desarrolló en el club Progreso de La Teja. Sin embargo, en esa oportunidad el presidente se limitó a responder que el tema estaba a estudio cuando fue consultado por los periodistas.

Otras fuentes consultadas por El Observador indicaron que en esa oportunidad Vázquez se molestó porque la información se había "filtrado" y por eso dejó el anuncio en suspenso.

Por otro lado, se indicó que las primeras negociaciones entre UTE y el Poder Ejecutivo para que se aplique una rebaja comenzaron a pedido del expresidente José Mujica.

Incluso uno de los informantes reveló que el Ministerio de Economía (MEF) no estaba en conocimiento del tema cuando la medida comenzó a manejarse de forma pública. Ese es uno de los grandes escollos que debe sortear la propuesta elaborada por los técnicos de UTE y su presidente Gonzalo Casaravilla. En los últimos tres años el ministro de Economía, Danilo Astori, ha dado prioridad a mejorar los números de las empresas públicas para ayudar a recomponer el déficit fiscal hasta la meta de 2,5% en 2019 (hoy está en 3,8 % en los 12 meses a abril). Por eso fue que las tarifas de UTE aumentaron 7,9% en enero de este año, pese a un notorio descenso en el costo de abastecimiento de la demanda.

Durante los últimos tres años el ente energético logró beneficiarse de una reducción de los costos de abastecimiento que ayudó a mejorar sensiblemente los resultados, de la mano con una mayor participación de los parques eólicos.

No obstante hasta ahora esa baja se ha reflejado de forma marginal sobre el bolsillo de los consumidores. El año pasado el Costo de Abastecimiento de la Demanda (CAD) ascendió a
US$ 377 millones, muy por debajo de lo presupuestado –que se usó como base para resolver los aumentos de tarifas– que eran unos US$ 600 millones. Fue por ello que el MEF le pidió a UTE un aporte extra de utilidades por unos US$ 140 millones, que se sumaron a los US$ 76 millones que se había proyectado inicialmente.

Ahorro sin traslado a tarifas

Según el informe mensual de marzo que publicó la consultora SEG Ingeniería, Uruguay tiene la energía residencial más cara de la región con una tarifa de US$ 291 por MWh, lejos de los US$ 210 de Brasil, los US$ 202 de Chile, o de los US$ 92 por MWh que pagan los consumidores residenciales en Argentina. Los números del primer trimestre de 2017 muestran que UTE obtuvo ganancias por unos US$ 204 millones, según los estados financieros publicados por la empresa.

La semana pasada, la ministra de Industria y Energía, Carolina Cosse, valoró positivamente el inicio de la exportación de energía eléctrica a Brasil y dijo que espera que ello repercuta en una disminución de las tarifas.

"Nos gustaría trabajar con UTE en un esquema tarifario que contemple de alguna forma el cambio en la matriz energética", dijo Cosse en rueda de prensa, y agregó que esta novedad "le da a UTE una visión más optimista que la que había previsto en su presupuesto". Hasta ahora, la empresa estatal exportaba la mayoría de la electricidad a Argentina, en valores cercanos a US$ 30 el megawatt/hora (MWh), aunque en la última semana se sumó Brasil que paga un valor superior (US$ 79 MWh).

Las proyecciones de UTE apuntan a que las exportaciones dejaran utilidades por unos
US$ 20 millones, en un escenario conservador. Hasta ayer, Brasil estaba importando 70 MWh a través de la conversora de Rivera y se aguarda que en breve se eleve el flujo de intercambio a través de la interconexión de 500 MW entre Melo y Candiota.

UTE 4.jpg

Beneficio acotado a industria y los tamberos

En las últimas semanas el gobierno dio algunas señales. El jueves 4 de mayo anunció un plan de bonificaciones mensuales en las tarifas eléctricas para empresas y establecimientos industriales. Para acceder al beneficio las empresas deberán tener un gasto anual en adquisición de energía eléctrica a UTE que represente un valor mayor o igual al 2,5% del Valor Bruto de Producción (VBP). UTE aplicará el beneficio luego de comparar el consumo de energía eléctrica del mes con el realizado en el mismo del año pasado. El plazo máximo para obtener el descuento es de 12 meses, aunque puede ser prorrogado, pero en ningún caso podrá superar los 24 meses. Por otro lado, el lunes 8 en Florida el presidente Vázquez anunció una baja de 15% para la tarifa eléctrica que abonan los productores lecheros para el trimestre junio-agosto. Los productores valoraron como positivo el anuncio del gobierno pero lo consideraron insuficiente frente a la magnitud de la crisis que vive el sector.


UTE 1