Poder Judicial se pone pollera: 62% de los jueces son mujeres

Tienen amplia presencia en el interior, donde ocupan el 87% de los puestos
En setiembre del año pasado la magistrada María Elena Martínez asumió como ministra de la Suprema Corte de Justicia (SCJ). Fue nominada en base a un acuerdo político para sustituir a Jorge Ruibal Pino y, de esa forma, la jueza que inició su carrera en la judicatura en 1981, llegó al máximo organismo del Poder Judicial.

Martínez es la cuarta mujer en integrar la SCJ desde su creación en 1907. Solamente la precedieron Jacinta Balbela (entre 1985 y 1988) y Sara Bossio (entre 2006 y 2008) durante la democracia y Sara Font de Genta, que accedió a un cargo en la corporación cerca del final de la dictadura.

Esa tendencia histórica, que evidencia que la Justicia ha tenido un claro predominio masculino, está en vías de cambiar. Prueba de eso es que actualmente, entre los 484 cargos de jueces que existen en Uruguay, hay 292 mujeres y 192 hombres, por lo que el 62% de los puestos los ocupan magistradas.

En Montevideo, el 62% de los cargos en la judicatura son ocupados por mujeres y esa relación crece al 87% en el interior. Y si se analiza la presencia femenina en los tribunales de apelaciones de todas las materias (que totalizan 51 cargos de ministros) hay 27 mujeres, lo que representa el 53%.

El lunes pasado la SCJ, luego de que el Parlamento aprobara las venias, ocupó cuatro cargos que estaban vacantes en tribunales de apelaciones. Y son todas mujeres que se desempeñaban como juezas de primera instancia y fueron ascendidas: Beatriz Venturini (Tribunal de Apelaciones Civil de 1º Turno); Graciela Pereyra (Tribunal de Apelaciones Civil de 4º Turno); Beatriz Tommasino (Tribunal de Apelaciones Civil de 7º) Turno y Silvana Gianero (Tribunal de Apelaciones de Trabajo de 2º Turno).

El predominio femenino también se constata entre los aspirantes a jueces. En el Centro de Estudios Judiciales (CEJU, entidad que forma a los abogados interesados en iniciar la carrera de magistrado) donde en las últimas cuatro generaciones hubo entre 44 aspirantes mujeres y 29 hombres.

"Estamos en una etapa de tránsito entre el viejo Poder Judicial predominado por hombres y el nuevo Poder Judicial que va a ser femenino", dijo a El Observador una fuente del CEJU.

En tanto, el presidente de la SCJ, Ricardo Pérez Manrique, recordó que cuando él ingresó al Poder Judicial la presencia de mujeres al frente de juzgados penales era "excepcional" y ahora en Montevideo ocupan casi la mitad de los cargos.

Pérez Manrique indicó a El Observador que en función de la amplia presencia femenina en la judicatura, se puede prever que "en 15 o en 20 años todos o casi todos los cargos en la Suprema Corte van a ser ocupados por mujeres".

Eso también es factible que ocurra en el futuro en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (órgano equiparado a la SCJ) cuyas vacantes se ocupan con ministros de tribunales de apelaciones del Poder Judicial.

En 2017 se retiran dos ministros de SCJ

El año próximo se retirarán de la Suprema Corte de Justicia los ministros Ricardo Pérez Manrique y Jorge Larrieux, ambos por llegar a la edad límite de 70 años que la Constitución prevé para ocupar cargos en el Poder Judicial. Si se sigue el criterio de la antigüedad figura un hombre y luego tres mujeres consecutivas. Eso supone que, en principio, esas magistradas tendrían prioridad para ocupar cargos en el máximo órgano judicial y también en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo.

Populares de la sección