Polémica por masacre durante operativos insignia de Maduro

Reclaman que acciones de seguridad violan los derechos humanos
La Fiscalía de Venezuela imputará a 11 militares por el asesinato de 12 personas en un operativo especial de seguridad, cuyos cuerpos fueron localizados el fin de semana en una zona montañosa del central estado Miranda, más de un mes después de que se los reportó como desaparecidos.

El hallazgo en fosas comunes de los cuerpos de 12 personas que habían sido detenidas durante un operativo contra la delincuencia revivió en Venezuela la polémica por denuncias de violaciones a derechos humanos en planes de seguridad del gobierno de Nicolás Maduro.

El presidente Maduro comenzó el año pasado el despliegue de operativos de seguridad, denominados Operación de Liberación del Pueblo (OLP), pero grupos de derechos humanos denunciaron desde entonces que las autoridades arrestaron y allanaron viviendas sin órdenes judiciales.

El Ministerio Público sostuvo que dos de las víctimas fueron localizadas el viernes en el sector El Café, y los otros 10 cuerpos el sábado en el sector Aragüita, cerca del Batallón 323, ubicado en el denominado eje Barlovento del norte de Venezuela, donde estaban los militares.

El ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, explicó que las víctimas habían desaparecido durante una operación policial en octubre pasado en la región de Barlovento ordenada tras las "reiteradas" denuncias de los habitantes de esa zona. En ese entonces se detuvo a una veintena de personas que luego fueron trasladadas a un punto de control en el sector El Café, sin que sobre ellas hubiera una orden judicial de aprehensión.

"La investigación del caso se inició una vez que los familiares de las víctimas acudieron al Ministerio Público y denunciaron su desaparición ocurrida entre el pasado 16 y 19 de octubre", dijo la Fiscalía en un comunicado de prensa.

"Estas fueron detenidas por los militares durante un operativo de seguridad; posteriormente, fueron trasladadas a un punto de control ubicado en el sector El Café", agregó.

El organismo también informó que los militares, entre ellos un teniente coronel del Ejército, serán procesados por "varios delitos".

En tanto, el Ministerio de Defensa venezolano emitió un comunicado en el que informó del "asesinato de varios ciudadanos", sin ofrecer detalles del número de personas fallecidas.

Los uniformados fueron degradados y expulsados del cuerpo castrense por órdenes de Maduro, agregó el ministerio.

La oposición reclama

La oposición venezolana, que busca la destitución de Maduro, dice que aún hay dos personas desaparecidas y asegura que los operativos también incluyen torturas.

El secretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, dijo ayer que la masacre de 12 personas no fue un hecho aislado de los excesos de los operativos de seguridad gubernamentales. La actuación de la OLP "criminaliza a la pobreza, porque no agarra a los malandros" y "asesina a los pobres", dijo.

La diputada opositora Delsa Solórzano informó que en el operativo de seguridad hubo más de 30 detenciones y sólo tres correspondían a personas solicitadas por los tribunales.

"El resto no tenía ni siquiera antecedentes penales. A esta altura hay uno de los denunciantes que está hospitalizado debido a las graves torturas que sufrió", dijo la legisladora Solórzano.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) expresó el domingo a través de un comunicado el "categórico rechazo e insondable pesar" de la institución "por tan penosa situación". Sostiene que el crimen es "un hecho aislado" que "no representa en modo alguno el profesionalismo y la vocación humanista que caracteriza a las soldadas y soldados de la patria".

Fuente: Agencias

Populares de la sección