Policía cree que volvió el "cotorra loca" y anticipa inminente golpe

Uruguay había pedido su extradición pero un juez argentino la negó
La sorpresa inicial abrió inmediatamente paso a la preocupación de los policías que llevan adelante la investigación del asalto perpetrado contra el Banco República de la ciudad de La Paz el 19 de enero. Ese día varios asaltantes encapuchados ingresaron amados –uno llevaba un fusil de guerra Steyr AUG, similar al robado en una unidad militar- y se llevaron unos US$ 15 mil.
Con información reservada en su poder, los investigadores observaron con detenimiento las filmaciones de las cámaras de seguridad y se sacaron toda duda: el jefe de la banda fue Julio Guillén Bustamante, conocido como "el cotorra loca".

Pesado entre los pesados, "el cotorra loca" integró las superbandas que a mediados de los 90 tuvieron en jaque a la Policía con sonados robos a bancos, por sumas millonarias.
La Policía logró desarticularla pero tiempo después se volvió a repetir el mecanismo. En aquella época ya se advertía que no alcanzaba con haberla desarticulado, ya que con la desaparición de la organización de delincuentes pronto aparecería otra, con distintos métodos pero el mismo objetivo.

Guillén está actualmente prófugo de la Justicia uruguaya. En 1999 cayó, pero el 20 de diciembre de ese año se fugó de Cárcel Central luego de haber comprado a varios guardias.
En los siguientes dos meses cometió unos 20 asaltos y en febrero volvió a caer no sin antes dejar heridos a dos policías, a los que balearon desde un auto cuando temerariamente pasaron frente a la seccional 17. Unos días antes, Guillén había disparado una ametralladora adentro de un bar y recibió un balazo en el vientre.

En 2005 Guillén volvió a protagonizar una sonada fuga del penal de Libertad en compañía de Yeorar Halal, un traficante israelí conocido como el zar del éxtasis.
En 2007, y ya con un homicidio en su haber, "el cotorra loca" mató a un hombre en Argentina y terminó preso en el penal de Devoto.

Según fuentes oficiales, Uruguay pidió su extradición pero un juez argentino la negó por cuestiones de forma y el 16 de diciembre pasado Guillén recuperó la libertad.
Según las fuentes, algunas autoridades uruguayas creían que "el cotorra loca" estaba muerto, pero en algún momento desde esa fecha entró a Uruguay y reapareció ahora en el asalto al BROU.
Experto en armar bandas con expresos pesados, Guillén apenas se llevó US$ 15 mil dólares.
Lo bajo de la suma y el hecho de que es un delincuente "que no descansa nunca", llevan a la Policía a pensar que si no llegan antes hasta él, es posible que se vuelvan a tener noticias de "el cotorra loca", y no precisamente buenas.


Historias de fuga
La fuga protagonizada por Guillén y el narco israelí fue de las más sonadas en los últimos años. El 4 de octubre de 2005 los dos presos salieron caminando por la puerta principal del Penal de Libertad, sin utilizar ningún tipo de violencia.

Sus cómplices se hicieron pasar por oficiales de Inteligencia, primero a través de una llamada telefónica y luego en forma presencial, y aseguraron que los iban a buscar para trasladarlos durante la noche y realizarles una indagatoria.

Después de la fuga, en la Dirección de Cárceles nadie podía creer lo que había sucedido, y el entonces director de Cárceles encomendó una investigación administrativa, e hizo circular a varios policías por los juzgados. La salida de Guillén dejó como saldo siete procesados.


Populares de la sección