Policlínica de Marconi estará cerrada hasta el jueves

Trabajadores piden que deje de estar en el "corazón" del barrio y se traslade a una zona más transitada
Luego de los incidentes de violencia ocurridos en el barrio Marconi, donde un médico resultó herido, la Sociedad Uruguaya de Médicos de Familia y Comunidad (Sumefac) dejó de trabajar este lunes en reclamo de mejoras en la seguridad en el trabajo. "No es un reclamo gremial, es una cuestión de vida. No queremos una crónica de una muerte anunciada", dijo a El Observador Patricia Amchite, odontóloga del centro de salud de Marconi que permanece cerrado hasta el jueves.

La policlínica de Marconi permanecerá cerrada hasta el jueves, según confirmó el gerente general de ASSE, Richard Millán, pero los trabajadores reclaman que deje de estar en el "corazón" del barrio y sea trasladada a General Flores, una zona más transitada que les asegure mayor seguridad al personal de salud. En ese sentido Millán aseguró que puede ser una medida, pero que no será instantánea, sino a largo plazo.

Trabajan solos, sin el equipo básico de enfermería, se movilizan caminando o en autos particulares a su trabajo porque no hay transporte público que los acerque -en especial ahora que la única línea tampoco circula por Avenida Saravia y sin acompañamiento policial, a diferencia de las emergencias móviles. Están en riesgo, coincidieron varios médicos familiares y comunitarios consultados por El Observador.

"No pretendemos discontinuar la atención en ningún lugar y a ninguna persona, pero reafirmarnos nuestra aspiración de contar con las mejores condiciones para realizar el trabajo en los servicios de salud y en el ámbito comunitario", sostuvo la Sumefac en una comunicado.

Esta tarde el Ministerio del Interior dará directrices sobre cómo apoyará a los servicios de salud. Según Virginia Cardozo, representante de la Sumefac, la intencionalidad es que el Ministerio del Interior notifique previamente a las instituciones de salud previamente de un hecho violento para que se logren desalojar los centros de forma adecuada.

Según sostiene el comunicado, el enfrentamiento armado entre policías y vecinos ocurrido la semana pasada "vulneró gravemente la salud de muchos habitantes y trabajadores del barrio".

"Lo vimos con el médico agredido pero hay agresiones que pasan a diario en todos los centros de salud. Exigimos al Ministerio del Interior que haya presencia policial en todos los hospitales y en las puertas de emergencia", manifestó Martín Pereira, secretario general de Funcionarios de la Salud Pública.

Esta mañana, un grupo de médicos familiares y comunitarios se concentraron en el edificio central de ASSE, de cara a una reunión que representantes de la Sumefac mantendrán con representantes del Ministerio de Defensa y autoridades de la salud, del Sindicato Médico y de la Intendencia de Montevideo.

El objetivo de la reunión era acordar medidas concretas en materia de seguridad para estos trabajadores. "Evitemos juntos la violencia, no abandonemos el Marconi", subrayan los médicos en algunos de los carteles que llevaron a la protesta.









Populares de la sección