"Poner la paz primero": el discurso conciliador del nuevo secretario general de la ONU

El portugués António Guterres asumió este domingo como principal autoridad de Naciones Unidas

"Hagamos de 2017 un año en el que todos -ciudadanos, gobiernos, líderes- nos esforcemos por superar nuestras diferencias", expresó el diplomático de carrera y ex primer ministro portugués António Guterres, quien asumió este domingo como el nuevo secretario general de Naciones Unidas.

En su discurso de Año Nuevo dado en la sede de Nueva York del organismo mundial, el sucesor del surcoreano Ban Ki-moon planteó "poner la paz primero" en 2017.

El hombre de 67 años llega en un complicado contexto mundial, signado por las crisis en Siria, Sudán del Sur, Yemen, Burundi, Corea del Norte y donde muchos de los mensajes de tolerancia que impulsa la ONU son directamente rechazados por algunas de las figuras más poderosas del mundo, con el nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, a la cabeza.

"Esta organización es el pilar del multilateralismo y ha contribuido a décadas de relativa paz. Pero los desafíos están superando ahora nuestra capacidad de responder", aseguró en su defensa Guterres al jurar el cargo el pasado 12 de diciembre. Este 2017, Guterres pidió al mundo que tome "una resolución de Año Nuevo compartida: decidamos poner la paz en primer lugar".

Ante los conflictos, el nuevo secretario general buscará una "diplomacia creativa", según ha dicho, y se ofrece como mediador a todas las partes, tratando de hacer valer su fama como alguien capaz de forjar acuerdos. El reto más difícil lo tendrá en Siria, donde la ONU lleva años tratando de impulsar un acuerdo político. Con la recuperación de Alepo oriental por parte del régimen se abre un nuevo escenario en la guerra y el mediador de la ONU, Staffan de Mistura, tiene previsto convocar nuevas negociaciones de paz en febrero.

"¿Cómo podemos ayudar a millones de personas atrapadas en conflictos, sufriendo masivamente en guerras sin fin a la vista?", se cuestionó Guterres. "Las civilizaciones son golpeadas por una fuerza mortal. Mujeres, niños y hombres son muertos y heridos, expulsados de sus hogares, desposeídos y desamparados. Nadie gana con estas guerras; todos pierden", añadió.

El primer exmandatario en llegar a la ONU

La elección unánime de Guterres -quien defendió los derechos de los migrantes como Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados durante una década- ha vigorizado a los diplomáticos de la ONU, que lo ven como un hábil político que puede ser capaz de superar las divisiones que complican a la organización internacional.

"La paz debe ser nuestra meta y nuestra guía", dijo. Y añadió: "Todo por lo que nos esforzamos como familia humana -dignidad y esperanza, progreso y prosperidad- depende de la paz. Pero la paz depende de nosotros".


Fuente: Con información de agencias

Populares de la sección