¿Por dónde atacarían a la izquierda los líderes opositores si hubiese elecciones ahora?

Jorge Larrañaga, Pedro Bordaberry y Pablo Mieres adelantaron sus estrategias

A pesar de las pocas horas de sueño, los líderes de la oposición habían amanecido con una sonrisa en el rostro. Su ansiedad era tan notoria como su optimismo. El domingo 26 de octubre de 2014 creían que sería el mojón fundamental para poner fin a 10 años de gobierno del Frente Amplio. Iban pasando las horas y, de la mano de las encuestas a boca de urna, los datos eran cada vez más auspiciosos. Sin embargo, de tardecita, cuando los informativos de televisión anunciaron los resultados, la expectativa se transformó en una pesadilla. El Frente Amplio había logrado mantener su mayoría parlamentaria y tenía el triunfo electoral servido en bandeja.

Pasaron 29 meses desde aquel duro golpe. Los principales dirigentes de los partidos de la oposición ya tuvieron sobradas oportunidades para evaluar los resultados, reconocer los errores cometidos y planificar cómo posicionarse de cara al tercer gobierno frenteamplista que intentaron, sin éxito, evitar. A tres años de que termine la administración que lidera Tabaré Vázquez, ¿qué puntos elegirían los referentes de los partidos de la oposición para cuestionar a la izquierda y convencer a los uruguayos de sacarlos del poder? El Observador trasladó esa interrogante a los políticos.

A juicio de ellos, los 24 meses que lleva el Frente Amplio en esta tercera versión demuestran su incapacidad para gobernar. Los principales problemas de los uruguayos, dicen, no tienen solución a la vista debido a la incapacidad de gestión y a las diferencias internas.

Aunque cuando se prenden los micrófonos los políticos de todos los partidos afirman que no son tiempos de pensar en las próximas elecciones, ninguno de ellos deja de mirar de reojo a las encuestas.

Aún falta mucho, pero los opositores confían en que las próximas elecciones pondrán fin al ciclo progresista iniciado en 2005. La figura más visible de la oposición, Luis Lacalle Pou, fue duro con sus adversarios políticos. En una entrevista publicada el viernes por El Observador dijo que el proyecto del Frente Amplio "fracasó", tanto desde el punto de vista económico como social. "No supieron aprovechar la bonanza", lanzó. De cara al próximo proceso electoral, el líder del Partido Nacional tiene el desafío de intentar convencer de eso a los uruguayos.

¿Qué dicen las encuestas?

Con el matiz de que aún hay un elevado número de indecisos, las cifras han llevado buenas noticias a las filas opositoras. Una medición de Equipos Consultores, conocida a mediados de setiembre del año pasado, mostró que la oposición sumada superaba al FA en la intención de voto. La coalición de izquierda cosechaba 32%, el Partido Nacional, 30%; los colorados, 10%, 2% el Partido Independiente, 2% los otros partidos, al tiempo que los indecisos, en blanco y anulados totalizaban 24%.

El "fracaso de la educación", problemas en la economía con el aumento del déficit y el aumento de impuestos son los temas con los que los líderes de la oposición atacarían al gobierno del Frente Amplio si las elecciones fueran ahora.


Jorge Larrañaga

Larrañaga
Senador Jorge Larrañaga
Senador Jorge Larrañaga

El senador del Partido Nacional tomaría a la educación como punto de partida para cuestionar la gestión del Frente Amplio en el gobierno. "Es un fracaso enorme. Un gobierno que fracasa en la educación, fracasa en todo", dijo. El otro aspecto central sobre el que machacaría sería la incumplida promesa respecto a la carga impositiva que enfrentan los uruguayos. "Prometieron no poner más impuestos y pusieron más impuestos", cuestionó Larrañaga, y adelantó que otro foco estaría puesto en la seguridad pública. A la hora de salir a pedir el voto a los uruguayos, remarcaría que tengan en cuenta lo que ha sido el peso del Estado sobre la producción y los "gravísimos" problemas de infraestructura que tiene el país. "¿Dónde están las obras? ¿Qué pasa con el ferrocarril?", preguntó. Otra de sus ideas es recordarles a los votantes lo mal que, a su juicio, han administrado el gobierno mencionando los siguiente ejemplos: ANCAP, Pluna, Casinos y el Fondes.

Pedro Bordaberry

Bordaberry

El senador del Partido Colorado comenzó sus cuestionamientos a los gobiernos frenteamplistas por la economía. A pesar de que los números en esa materia han sido un gran aliado de la izquierda debido a que desde que asumió la actividad se ha expandido, Bordaberry lanzó duras críticas. "En materia económica hay un debe muy grande en el déficit fiscal y en la presión tributaria. Ya está llegando a la saturación. Si se sigue aumentando, va a generar recesión", dijo el legislador. Agregó que las empresas públicas siguen siendo deficitarias debido a que buscan la eficiencia subiendo las tarifas.


En materia educativa y de seguridad pública, Bordaberry intentará convencer a los uruguayos de que hubo un claro retroceso. Otro de los debes es, a juicio del líder colorado, la inserción internacional. "Lo único que se ha mejorado internacionalmente es gracias a (Mauricio) Macri. Se recompuso la relación. Pero el Mercosur sigue siendo una jaula porque no podemos seguir buscando acuerdos fuera", dijo.

Pablo Mieres

mieres.jpg

El senador y líder del Partido Independiente mencionó a la educación como el gran debe del Frente Amplio. "Es un fracaso total. Hay una conducción que no promueve cambios, no impulsa reformas, que es continuista de algo que venía funcionando mal", dijo. La disconformidad con la orientación educativa llevó a Mieres a promover una interpelación a la ministra de Educación, María Julia Muñoz. Como segundo tema sobre el cual alertaría a los uruguayos señaló a la infraestructura. En ese sentido, dijo que, respecto a las enormes necesidades que hay en la materia, la respuesta oficial ha sido muy tímida. Como otros aspectos en los que machacaría, Mieres adelantó que diría que además de un aumento del déficit, la prometida mejora de la calidad del gasto brilló por su ausencia. Además, el senador comentó que hay una realidad grave a recordar a los uruguayos: el incumplimiento de la promesa de no poner impuestos. El senador estimó que se trata de una mentira grave.


Populares de la sección