Por menor actividad, crece puja de seguros por tarifa y servicios

Las aseguradoras privadas y el BSE tratan de adaptarse a un mercado menos dinámico

En línea con el enlentecimiento de la economía, el mercado de seguros confirmó en la primera parte del año una desaceleración de la actividad. Esa coyuntura obliga a las empresas a buscar nuevos nichos de negocios y también ha provocado una "puja" en materia de tarifas.

Durante el segundo trimestre de 2016, la emisión de primas de seguros registró un leve crecimiento de 0,4% en términos reales en comparación con igual período de 2015. En diálogo con El Observador, el director ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Empresas Aseguradoras (Audea), Mauricio Castellanos indicó que las cifras que viene registrando la producción de seguros se alinean con las previsiones de la gremial para 2016 que se sitúan entre 0% y 1,5%. En ese contexto, el ejecutivo consignó que las compañías están orientando sus esfuerzos a ofrecer nuevas coberturas y avanzar en nuevas modalidades de contratación, así como a la incorporación de servicios.

En la misma línea, el gerente general del Banco de Seguros del Estado (BSE), Raúl Onetto, dijo ayer a El Observador que en el mercado que está en competencia se aprecia una "enlentecimiento" en el nivel de actividad. El plan de trabajo que diseñó el banco estatal -que tiene el 64% del mercado total y del eje del 40% en los segmentos donde compite con las aseguradoras privadas-, tenía previsto una expansión del 2% por encima de la inflación para el segundo en competencia, meta que hoy se ubica más cerca del 1%.

"En algunas de las carteras estamos viendo una competencia muy fuerte por precios", aseguró el ejecutivo del BSE. Agregó que su institución ha optado por no ingresar en ese terreno con los privados, y ha focalizado su estrategia en "fidelizar" a sus clientes con la oferta de tres primas por dos, o la implementación de planes de servicios con un número mayor de coberturas.

Por sector

El descenso más pronunciado se dio en la comercialización de los seguros de accidentes de trabajo que cayeron 18% en el segundo trimestre, mientras que las categorías que más crecieron fueron los seguros de vida previsionales con 20,3%. En tanto, el conjunto de seguros patrimoniales creció 1%. En esta categoría sobresale la caída de 12,2% en los seguros de transporte y el crecimiento de las pólizas de incendio con 10,9%

Castellanos explicó que el crecimiento de los seguros de vida previsional está asociado a que progresivamente se va jubilando más gente por el sistema de ahorro individual. En relación a las otras ramas explicó que se mantienen estables.

Al considerar la emisión de seguros en dólares corrientes, se registra una caída en la producción del sector debido al incremento en la cotización del dólar. De esa manera el sector registró en esa moneda un descenso del 1,5% pasando de una emisión de US$ 585 millones en el primer semestre del 2015 a US$ 575 millones en igual semestre de 2016.

En relación a la siniestralidad, el segundo trimestre mostró un importante crecimiento de los seguros patrimoniales que alcanzó el 19,9% y de los seguros de vida con una suba de 13%, mientras que los seguros de accidentes de trabajo registraron una reducción de 28% en términos reales.

En este período sobresalió el costo de los siniestros derivados del tornado que afectó a la ciudad de Dolores en el departamento de Soriano el pasado 15 de abril. Se estima que las coberturas asociadas a seguros de vehículos, casas, comercios y empresas implicaron hasta el momento indemnizaciones por parte del sector privado de más de US$ 10 millones.

Inversiones

Sobre las inversiones financieras del sector, se ubicaron en US$ 3.024 millones, lo que representó un aumento de 11% en dólares en comparación al segundo trimestre de 2015, según datos de Audea. La distribución de las inversiones se mantuvo prácticamente sin cambios respecto del primer trimestre de 2016 y se distribuyeron en un 73,7% en valores emitidos por el Estado, 12,9% en valores en instituciones de intermediación financiera, 6% en valores emitidos por empresas uruguayas, 7% en valores extranjeros, y 0.4% en otras inversiones.

Por otra parte, las reservas técnicas del sector, es decir, el importe de las obligaciones asumidas derivadas de los contratos de seguros que refieren a la capacidad para hacer frente a las mismas, se ubicaron en US$ 2.706 millones que representan un aumento del 12% en relación al segundo trimestre del ejercicio 2015, según la gremial. En ese sentido, se destaca particularmente el fuerte aumento de las reservas de las coberturas asociadas al sistema previsional, que superan actualmente el 50% del total de reservas del sistema.

Incendio y rurales más activos


Algunos incendios de dimensiones importantes que han afectados a distintas empresas ha llevado a una "mayor concientización" a la hora de contratar estas pólizas en los últimos meses, destacó Onetto del BSE. "Es un nicho que muestra un buen dinamismo", aseguró. Otro sector donde se considera que el año pasado "ya pagó el ajuste" es el agro. La expectativa del BSE la de por lo menos mantener o aumentar el nivel de actividad. El último fenómeno climático severo de abril -que provocó serios perjuicios a la agricultura-, sirvió para que el BSE "adecuara su cartera" de productos a las nuevas necesidades que están pidiendo los productores, comentó Onetto.



Populares de la sección