Por primera vez, una mujer se convierte en alcaldesa en Roma

Virginia Raggi, la candidata del partido antisistema Movimiento 5 Estrellas, fue elegida este domingo primera alcaldesa

Virginia Raggi, candidata del Movimiento 5 Estrellas (M5S, antisistema), fue elegida el domingo primera alcaldesa de la historia de Roma, un resultado que supone un duro revés para el Partido Demócrata (PD) del jefe del gobierno Matteo Renzi.

Raggi declaró ante la prensa que este es "un momento histórico que marca un giro: por primera vez una mujer llega a la alcaldía de Roma, en una época en la que la igualdad de oportunidades sigue siendo una quimera".

Se comprometió a "devolver legalidad y transparencia a las instituciones después de 20 años de abandono y de Roma Capitale", el nombre de una red de corrupción revelada en 2014 en la capital italiana. "Ahora, a trabajar, hay tantos problemas (... pero) estoy lista para gobernar", añadió.

Los resultados parciales, con el 80% de los colegios electorales computados, dan a esta abogada de 37 años alrededor del 67,2% de los votos, muy por delante de Roberto Giachetti, el candidato del PD (centroizquierda).

Raggi representa al partido antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S) fundado por el humorista Beppe Grillo en 2009. En la primera vuelta había obtenido 35% de votos. En Turín (noroeste) otra novata del MS5, Chiara Appendino, de 31 años, destronó con cerca de 54% al experimentado alcalde saliente Piero Fassino, una figura del PD.

En cambio, en Milán (norte), la capital económica del país, el candidato del PD Giuseppe Sala ganó con más del 51% de los votos, según los resultados casi definitivos.

El partido de Renzi logró también mantenerse en Bolonia (centro), un feudo histórico de la izquierda, pero en Nápoles la formación ni siquiera pasó a la segunda vuelta, donde el alcalde saliente Luigi De Magistris, un atípico político de izquierda, enemigo de Renzi, volvió a ser el más votado.

Para estas elecciones municipales, a la que estaban convocados cerca de 9 millones de electores en un poco más de cien ciudades, la participación superó apenas el 50%, según los datos provisionales del ministerio del Interior.


Ruptura del sistema

Estos resultados confirman el avance del M5S, un movimiento fundado en 2009 y que en 2013 se convirtió en segundo partido de Italia con el 25% de los votos en las legislativas, con un discurso de denuncia sistemática de la corrupción política.

La denuncia de la corrupción ha sido el 'leitmotiv' de Raggi, que sin embargo no ha dado muchos detalles de su programa para reducir la deuda de la ciudad (12.000 millones de euros) ni sobre su futuro equipo.

Estos comicios "dejarán una marca en la política italiana, una marca de discontinuidad y una posible ruptura del sistema", advirtió el sábado en un editorial el director del diario La Repubblica, Mario Calabresi.

Con el M5S, "se ha elegido las caras nuevas y la simpatía, se ha considerado a la inexperiencia como el valor más grande. Y a asociarla con la esperanza", estimó, comparando a sus militantes con pasajeros que toman el control de un avión en protesta por retrasos en los vuelos y los beneficios de los pilotos.



Fuente: AFP

Populares de la sección