¿Por qué hay quienes no pueden dejar a sus ex en el pasado?

Según una investigación, todo depende de cómo se conciba la personalidad de cada uno

Pocas cosas en la vida son tan traumáticas como el fin de una relación de pareja que duró años. De todos modos, muchas personas son capaces de recuperarse y salir adelante en un tiempo relativamente corto y sin cicatrices.

Otras, por su parte, no tienen tanta suerte. Incluso años después de haber dejado de estar en esa situación, permanecen hundidos en el dolor y cualquier cosa, por más mínima que sea, que les recuerde a sus ex, puede llevarlos a sentir nuevamente dolor, amargura y resentimiento.

¿Por qué algunas personas continúan siendo atormentadas por los fantasmas de sus exparejas, por los recuerdos de sus pasados románticos, a pesar del esfuerzo que hagan para salir adelante?

Las psicólogas Carol Dweck y Lauren Howe, de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, realizaron una investigación al respecto y concluyeron que el rechazo de un ex hace que algunas personas se definan a sí mismas e incluso, a su futuro romántico, según escribió Howe en una publicación de la revista Time.

En un primer estudio, pidieron a los entrevistados que escribieran qué lecciones habían aprendido de rechazos de exparejas. Al analizar las respuestas, descubrieron que para un grupo de los entrevistados el rechazo desenmascara una realidad negativa sobre ellos mismos, que podrá sabotear futuras relaciones. Otros dijeron que se habían dado cuenta que eran demasiado "pejagosos" o "muy sensible" o "malos para comunicarse".

La idea sobre la personalidad

Según el artículo de la revista Time, estudios adicionales exploran las consecuencias de creer que el rechazo revela defectos.

Al vincular el rechazo a algún aspecto de su identidad, las personas encontraron más dificultades para superar dificultades. Algunos dijeron que "ponen muros" para nuevas relaciones. Otros tenían miedo de revelar el rechazo a una nueva pareja por temor a que esa persona fuera a cambiar su opinión sobre ellos.

Entonces nos preguntamos: ¿qué hace que alguien tenga más probabilidades de vincular un rechazo romántico con algún aspecto de "quiénes son en realidad"? Después de todo, otros encuestados escribieron que el rechazo era más que una parte de la vida, que era una parte importante del crecimiento y de hecho los llevó a convertirse en mejores personas.

Las creencias acerca de la personalidad pueden jugar un papel importante en cómo una persona va a responder al rechazo de una pareja.

Según investigaciones, algunas personas tienen la idea fija de que la personalidad es inmutable. Por el contrario, hay quienes tienen una "mentalidad de crecimiento" y consideran que su personalidad es algo que puede evolucionar y desarrollarse toda su vida.

Estas creencias básicas determinan cómo la gente responde al fracaso. Por ejemplo, cuando la gente cree que la inteligencia es fija, se sentirán peor sobre sí mismos después de experimentar un rechazo.

Según Howe, las creencias acerca de la personalidad pueden determinar si la gente ve el rechazo como una muestra de lo que realmente son, como una señal de que son imperfectos e indeseables o como una oportunidad de crecimiento y desarrollo personal.

Al alentar la creencia de que la personalidad puede cambiar y evolucionar con el tiempo, es posible que se pueda ayudar a la gente a exorcizar a los fantasmas de su pasado romántico y pasar a relaciones satisfactorias en el futuro, ya sea próximo o lejano.


Populares de la sección