¿Por qué la IMM cambiará las velocidades de circulación en varias calles de la ciudad?

Por ejemplo, un tramo de avenida Italia pasará a tener una máxima de 60 km
La Intendencia de Montevideo resolvió cambiar las velocidades máximas permitidas en diferentes calles de la ciudad, una medida que se empezará a implementar una vez que se recambien las señalizaciones.

El argumento de la comuna para realizar los cambios fue que, luego de estudios técnicos y un "análisis exhaustivo", el aumento del parque automotor y la reubicación de los comercios requería ordenar la circulación.

Otro de los argumentos que manejó la IMM para realizar las modificaciones fue la ubicación de comercios que hicieron que aumentara el desplazamiento de personas en determinadas zonas.

"Se contempló especialmente brindar seguridad A los ciclistas en algunas arterias donde se pretende la circulación calma del tránsito", explicó la IMM en un comunicado al hacer referencia a los cambios de velocidad en Ciudad Vieja y el Centro. En esos casos, se regularizaron velocidades a raíz de la coexistencia de vehículos y de bicicletas.

Así, en Lindolfo cuestas entre Cerrito y Rambla 25 de Agosto, Guaraní, Maciel, Alzaibar, Solís, Circunvalación Durango, Treinta y Tres, Ituizangó, Juan Carlos Gómez y Bartolomé Mitre en toda su extensión, Perez Castellano entre rambla República de Francia y Buenos Aires, Colón entre Cerrito y Rambla 25 de Agosto; y entre rambla República de Francia y Buenos Aires, Washington y Sarandí entre Ingeniero Monteverde y Pérez Castellano y Piedras entre Ingeniero Monteverde y Maciel la velocidad máxima permitida pasará a ser de 30 kilómetros por hora.

"El estudio técnico permitió además observar que en el tramo de la Rambla, entre Bv. Artigas y 21 de setiembre, era necesario modificar el límite de 75 Km/h debido a que es una zona densamente poblada, con elevado movimiento de peatones que hacen un uso intensivo de la acera costera y habilitación de estacionamiento en ambas aceras", agregó la IMM.


Luego, en el caso de avenida Italia, que disminuyó la velocidad de 75 a 60 kilómetros por hora para el tramo que va desde Luis Alberto de Herrera hasta Hipólito Yrigoyen, fue una "readecuación" de una norma que ya estaba vigente desde varias décadas. Del mismo modo, señaló que se bajará la velocidad en esa zona porque es una zona "comercialmente importante" y eso hizo que haya un "aumento significativo" del peatones y de vehículos de carga.

En la rambla Naciones Unidas, entre bulevar Artigas y la avenida Juan Cachón los autos podrán circular ahora a 75 kilómetros por hora.

En la rambla la velocidad máxima admitida también aumenta a 75 kilómetros entre la curva luego del Teatro de Verano, en el Parque Rodó, y bulevar Artigas.

Varios cambios se dan en la rambla hacia el otro lado de bulevar Artigas. Desde esa vía hasta 21 de Setiembre los vehículos podrán circular a partir de ahora a 60 kilómetros.

La intendencia admitía hasta ahora que los vehículos circularan a esa velocidad solo en la senda Sur, entre José María Montero y 21 de Setiembre. En tanto, en la senda Norte, la velocidad era entre esas calles de 75 kilómetros. Ahora sin embargo, se unifica a 60 y se extiende unas ocho cuadras hasta el cruce con bulevar Artigas.

La comuna señaló de todos modos que la fiscalización del tránsito a través del Centro de Gestión de Movilidad comenzará luego de que se implementen los cambios de cartelería que indique la velocidad correcta.

"Ambición recaudatoria"

El edil de la Concertación, Marcos Laens, realizará un pedido de informes a la comuna por la decisión de bajar a a 30 kilómetros por hora la máxima permitida en las zonas mencionadas.

"Es notoria la ambición recaudatoria del intendente. Y la manifiesta con sus proyectos de aumento de multas de tránsito. Lo viene manifestando desde que endeudó a los futuros gobiernos de Montevideo con el BID para instalar las cámaras del Centro de Gestión de Movilidad a lo largo de la ciudad, y desde que proyectaron en el presupuesto quinquenal el aumento del 50% de recaudación por concepto de multas de tránsito. Pero ese 50% lo va a transformar en un 500%", dijo a El Observador. El edil marcó como "insólito" que se haya decidido marcar como máximo en las calles de la Ciudad Vieja los 30 kilónetros por hora en la circulación.




Populares de la sección