¿Por qué la tecnología ayuda a estar más felices en el trabajo?

La incorporación de herramientas que facilitan la movilidad repercute de forma directa en el día a día de la oficina

Soluciones tecnológicas que usamos en nuestro día a día como WhatsApp han pasado la línea de lo personal y han llegado para quedarse en el plano profesional. Las grandes corporaciones han adaptado herramientas de este tipo a su día a día. Frente a los escépticos que pueden pensar que lo único que consiguen estas fórmulas es distraer a los empleados, lo cierto es que su implantación repercute directamente en los resultados y en el bienestar de los profesionales.

"Los propios empleados demandan la digitalización. Es algo esencial para conseguir una comunicación fluida, ser más competitivos, fomentar la innovación, así como para desarrollar un sentimiento de pertenencia", asegura la directora corporativa de Recursos Humanos en la española Meta4, María José Fraile.

Los efectos de la implementación de soluciones móviles son, sobre todo, un aumento en la productividad (16%), creatividad (18%), satisfacción (23%) y lealtad (21%). Estas son las principales conclusiones del estudio Movilidad, rendimiento y compromiso, realizado por The Economist Intelligence Unit (EIU).

Tras entrevistar a 1.865 empleados de los principales mercados occidentales, como Estados Unidos, Alemania y Reino Unido, se refleja cómo la #genmobile (profesionales que en su mayoría tienen entre 18 y 35 años) está ejerciendo una gran presión a la hora de incorporar estas soluciones en los puestos de trabajo. Se trata de una generación que concibe que el trabajo se puede desarrollar a cualquier hora y en cualquier lugar y tiende a emplear el móvil para trabajar más que otros grupos. De hecho, el 40% de ellos asegura que nunca formaría parte de una empresa que no les permitiera utilizar sus propios dispositivos para desarrollar sus tareas.

Las herramientas pueden ir desde el correo electrónico en el móvil, hasta bases de datos o sistemas de CRM (modelo de gestión de clientes). "Las soluciones deben proporcionar movilidad y seguridad en el acceso. El objetivo es que el empleado trabaje de forma cómoda en cualquier sitio, siempre de manera segura, y que la red le identifique y le dé los privilegios necesarios para trabajar de forma eficiente", explica José Tormo, el responsable de Aruba Networks, una compañía de Hewlett Packard.

Estrategia

La implantación de estas soluciones debe ir acompañada de una adaptación de los entornos de trabajo. "Se trata de un cambio cultural. Por ejemplo, el hecho de que todo esté en la nube hace que haya una mayor flexibilidad y se fomente el espíritu de colaboración entre empleados de la misma empresa incluso con los de otras compañías", señala el CEO de Opinno (consultora global de innovación), Pedro Moneo.

Según el informe de The Economist Intelligence Unit, los profesionales consideran que un uso eficaz de la tecnología se consigue, en primer lugar, con una correcta asistencia técnica IT para los dispositivos móviles personales en el caso de que se dé algún problema. Otra de las políticas reclamadas por los profesionales es que se aumente el uso de apps que favorezcan la comunicación.

"Los servicios de mensajería instantánea se van a convertir en los nuevos navegadores. Por ejemplo, las firmas poco a poco aumentarán su uso de WhatsApp para atender a los clientes, proporcionar información, ofrecer descuentos y, al mismo tiempo, esto les permitirá conocer más datos sobre su público", matiza Moneo. Asimismo, todo ello debe ir acompañado de la creación de áreas de trabajo que no estén basadas en un mero escritorio, sino en un espacio en el que se permita emplear los dispositivos móviles dentro de la oficina.

Coordinación

El hecho de que la tecnología juegue un papel esencial en el rendimiento y el compromiso del personal hace que áreas aparentemente tan diferentes como la tecnológica y la de recursos humanos deban ir de la mano. Es así como el CIO (jefe de sistemas) se ha convertido en un componente esencial en la experiencia y el desarrollo del empleado.

"El departamento de recursos humanos debe liderar la gestión del cambio basada en las nuevas herramientas y la relación con los desarrolladores ha de ser como la que se tiene con un socio, asegurando una total alineación con la tecnología", concluye el director de Informática de Adecco España e Iberoamérica, David Plaza.


Fuente: Expansión - Ripe

Populares de la sección