¿Por qué recorta empleos una economía que sigue creciendo?

Áreas de la economía más intensivas en mano de obra seguirán perdiendo puestos de trabajo este año, según expertos
La economía seguirá eliminando empleos este año, pero al final del túnel aparece una luz para el mercado laboral, dada por una mayor estabilidad e incluso una leve mejoría en la demanda de puestos de trabajo, que podría procesarse en los próximos meses.

Ese es un escenario compatible con una economía todavía en crecimiento, donde los sectores más intensivos en mano de obra seguirán mostrando señales de deterioro, y las oportunidades laborales serán mayores en áreas que exigen alta capacitación y que son menos demandantes de trabajadores.

En diálogo con El Observador, el gerente de consultoría en Recursos Humanos (RRHH) de KPMG, Federico Kuzel consideró que la "demanda será muy similar a la del año pasado", aunque se puede esperar que haya "una muy leve recuperación".

"Consideramos que el área de administración y finanzas, junto con el área comercial y marketing, serán de las más demandas. No es novedad que el área de TI (Tecnologías de la Información), programadores, desarrolladores, tester, son de los puestos también más demandados. Muchos de estos cargos son para proyectos vinculados a sistemas de mejora de gestión y desarrollo de canales de contacto con el cliente y gestión de datos", apuntó Kuzel.

Según explicó el especialista, la tendencia de las empresas que buscan reorganizarse en pos de una mayor eficiencia y empuje para mejorar sus resultados es incorporando nuevos perfiles gerenciales. Por otro lado, dijo que continúa la tendencia de contratar perfiles para "business intelligence", vinculados a planificación estratégica y áreas comerciales. Esos cargos permiten a las compañías analizar paquetes de información y presentarla de forma sencilla para la toma de decisiones de forma más veloz y con mayor precisión.

Por otro lado, un informe divulgado ayer por la consultora Advice da cuenta que "enero se destacó por tener la mayor demanda de empleo de los últimos seis meses" y que "es posible que la demanda de trabajo haya tocado ya su 'piso', y comience a recuperarse a partir de ahora". Eso dependiendo de la evolución de la economía en general, y de la actitud que tomen los distintos actores del mercado laboral, en particular.

Al cierre del año pasado la consultora había informado que la caída de la demanda en el cuarto trimestre de 2015 comparada con el tercer trimestre fue de "apenas" 6%. "Si bien eso no interrumpe ni cambia la tendencia, constituye un freno contundente al ritmo de caída que se venía registrando hasta este momento", resaltó.

Sectores y oportunidades

Si se mira lo ocurrido el año pasado, la industria, el agro y el servicio doméstico fueron los que más explicaron la caída del empleo en 2015. El sector manufacturero destruyó 11.700 puestos en el promedio de 2015, casi la mitad del total de empleos netos que eliminó la economía durante el período.

En el caso del agro la reducción fue de 7.000 y de 6.900 en el servicio doméstico. Las perspectivas están cargadas de incertidumbre y se espera que la destrucción de empleo continúe, sobre todo por razones de competitividad, con una afectación más fuerte en los segmentos de baja calificación. El panorama no difiere demasiado en el comercio, pese a que el año pasado mantuvo casi incambiado sus niveles de empleo respecto a 2014 (ver nota aparte).

En la otra vereda, los que más empleo generaron el año pasado fueron restaurantes y hoteles (2.000), servicios de información y comunicación (1.800) y los servicios profesionales en general (1.600). En ese sentido, expertos en recursos humanos consultados por El Observador coinciden en que áreas vinculadas a logística, ingeniería, industria informática, administración y finanzas, y comercial y marketing sean de las más demandas.

Proyecciones de empleo


Los datos parciales de la edición de febrero de la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador –los números finales se publicarán esta semana, con la totalidad de las respuestas recibidas– muestran una nueva caída del empleo proyectada para este año de dimensiones similares a la de 2015. La mediana de los expertos que respondieron a la encuesta prevé una tasa de ocupación de 57,5% de la población en edad de trabajar para el último trimestre de este año, lo que implicaría un deterioro de 1,7 puntos porcentuales respecto a igual período de 2015.

El último año cerró con una tasa de ocupación en el último trimestre de 59,2%, con un retroceso de 1,6 puntos porcentuales respecto al año anterior. De ese modo, el ajuste en el nivel de empleo esperado para 2016 es apenas superior al que tuvo lugar el año pasado, cuando se perdieron 33.500 puestos en el promedio del último trimestre respecto a igual período del año anterior.

Para 2017, la mediana de los expertos prevé una tasa de ocupación de 58%. Eso implica una mejora de medio punto porcentual, que de concretarse supondría una importante recuperación de puestos de trabajo respecto al año anterior, del orden de 24.700 tomando en cuenta la evolución proyectada por el INE de la población en edad de trabajar.

Por otra parte, el socio de O+H, Neker de la Llana dijo a El Observador que "gracias al cambio de contexto en Argentina, la temporada estival ha superado expectativas y eso ha empujado la demanda de trabajadores". Sin embargo, destacó que se percibe un contexto con diversos sectores teniendo dificultades de competitividad. En particular la industria, que tendrá que realizar nuevos ajustes en su plantilla para afrontar esas situaciones.

Además, recordó que no existen nuevos proyectos de relevancia que "traccionen fuertemente el mercado de trabajo. En general, las empresas que no están realizando algún ajuste de su estructura, están a lo sumo manteniendo estable su plantilla, salvo excepciones", dijo.

Añadió que en los próximos meses "se deberá monitorear la situación de Argentina y Brasil particularmente, y la evolución del contexto global (demanda de China en particular), para determinar si hacia 2017 pueden discernirse un cambio en las expectativas". Es de esperar que se mantenga la tendencia de deterioro en los indicadores de desempleo para el año, que podría alcanzar niveles de entre 9% y 10%, añadió.

El comercio "alerta por un futuro complejo"


Un informe divulgado ayer por la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay da cuenta que la gremial espera "un futuro complejo" para el mercado laboral, con proyecciones en materia de tasa de desempleo y creación de puestos de trabajo "poco alentadoras" para el año que corre.

La gremial espera que el 2016 cierre con un crecimiento del PIB cercano al 1%, mientras que en el caso del sector comercio y servicios las proyecciones determinan que se mantenga la situación de contracción en sus niveles de actividad. En ese escenario, se afirma que el mercado de trabajo se verá afectado negativamente.

En particular, se entiende que la tasa de desempleo corre el riesgo de llegar a los dos dígitos y que la evolución de los salarios reales del sector privado sería similar a la de 2015 (1%). Además, se entiende claves las decisiones a las que se lleguen en los Consejos de Salarios.

Populares de la sección