Portrait de Luciana Urruty

Creadora de Pequeña Mole
"Trabajé muchos años en moda y cuando tuve a mi primera sobrina, mi cuñada me dijo que necesitaba una almohadita porque la que tenía estaba muy deteriorada. Los bebés se apegan mucho a ese tipo de objetos. La idea de hacer una me atrapó tanto que creé una especie de macaco al que llamamos Beto. Al desarrollarlo pensé mucho en cómo debía ser, qué expresión tendría en el rostro y, por ende, qué emociones le transmitiría al bebé. Fue tanta la conexión con el producto que decidí seguir por esa línea y crear Pequeña Mole. La idea era mezclar lo estético con lo funcional y desarrollar productos diseñados especialmente para las necesidades del bebé. Por ejemplo, el recién nacido solo logra enfocar visualmente desde la perspectiva en la que ve a su mamá al amamantarlo, por lo que trabajamos con contrastes y colores vivos que lo estimulan a desarrollarse y a ampliar su campo visual. Me gusta diseñar a partir de eso: me muevo entre lo industrial y lo textil, trabajando en función del usuario".