Pozo frente al Legislativo lleva seis meses trancando el tránsito

Es uno de los 140 arreglos que la intendencia tenía retrasados
Cuatro balizas redondas alrededor del pavimento roto advierten a los conductores que deberán usar solo la mitad de la calle si quieren atravesar la zona del Palacio Legislativo. El hundimiento de unos dos metros de largo y un cartel que indica la media calzada hacen que los autos que circulan por Lenguas –continuación de Nueva Palmira– tengan casi que detenerse al llegar a la esquina con Batoví.

En las horas pico, entre las ocho y las nueve de la mañana y luego de las 17 horas, los vehículos se van acumulando a medida que llegan a la esquina y en algunos casos no tienen otra opción que esperar largo rato hasta hacerse de un lugar en la fila que se forma sobre la mitad transitable de la calle. Incluso hay quienes prefieren maniobrar y pasar por el estrecho margen que queda del otro lado del hueco. Bolsas de residuos, hojas de árboles y hasta yuyos dan cuenta del paso del tiempo sobre el agujero.

La directora de Acondicionamiento Urbano de la Intendencia de Montevideo, Silvana Pissano, explicó a El Observador que la rotura es una de las 140 reparaciones que se encontraban retrasadas y en las cuales la comuna viene trabajando. En este caso, la obra pertenece al área de Saneamiento de la intendencia y, según Pissano, está pendiente desde octubre de 2015. Pero para los vecinos de la cuadra, el tiempo que pasó desde que se detectó la rotura fue, al menos, dos meses más.

"En cualquier momento lo empezamos a regar", ironizó Matías Rodríguez, un empleado del bar Siglo XXI que se ubica en la esquina de Lenguas y Batoví. En diálogo con El Observador, contó que al principio la comuna había puesto dos balizas de hierro de las comunes, pero los autos las atropellaban y los propios trabajadores del local iban juntando las partes. Tiempo después aparecieron obreros, hicieron un parche y trajeron cuatro balizas más grandes que las dos que estaban en principio. Y allí quedaron sin que hubiera ningún otro movimiento.

"Nos estamos poniendo al día con las reposiciones atrasadas", dijo Silvana Pissano

"Está en el listado de reposiciones que se van a hacer con un contrato supervisado por (el área de) Mantenimiento Vial", comentó la directora de Acondicionamiento Urbano. Según indicó, este mes comenzaron los trabajos para reparar varias roturas entre las que se encuentra la de la calle Lenguas.
Al ser consultada sobre el motivo de las demoras, Pissano dijo que suelen suceder debido a que no siempre dependen únicamente de la comuna y hay más partes involucradas. "Esto forma parte de nuestro trabajo cotidiano. El universo (de arreglos) va variando", detalló.

La dirección de Vialidad de la IMM es la que por lo general se encarga de realizar y mantener las obras en la vía pública. Sin embargo, la directora de la división, Roxana Mattos, explicó a El Observador que hay obras que dependen del área de Saneamiento –como es este caso–, dado que se deben a arreglos en las cañerías de la ciudad.
La tercera opción es que los arreglos correspondan a los servicios públicos como UTE, OSE o ANTEL. Si la obra a realizar pertenece a un ente, la Unidad de Control y Coordinación de Redes de Infraestructura Urbana de la IMM es la que debe fiscalizar que los organismos tengan los permisos y cumplan con los plazos de ejecución.

La directora de Acondicionamiento Urbano aseguró a El Observador que los entes que no cumplen con los plazos para arreglar lo que rompen reciben intimaciones y multas, aunque no especificó cuántas se han aplicado en el último tiempo.

Populares de la sección