Precio del petróleo se disparó casi 10% por decisión de recortar producción

Los grandes productores del mundo decidieron bajar su producción para impulsar los precios
La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) logró ayer tras intensas negociaciones un acuerdo para recortar su producción por primera vez en ocho años que disparó los precios del crudo.

El cártel reducirá la producción en 1,2 millones de barriles diarios (mbd) hasta un total de 32,5 mbd, frente a los 33,64 mbd que produjo en octubre, indicó la organización en Viena, en unas negociaciones que provocaron una gran volatilidad de precios en las últimas horas.

El acuerdo supone un esfuerzo por parte de todos los miembros, excepto Irán, Libia y Nigeria, que podrán mantener su nivel actual y en algunos casos incluso incrementarlo. "Estamos muy contentos, creemos que este era el acuerdo que buscábamos", dijo el ministro saudí de Energía, Jaled al Falih, quien destacó que es la primera vez en la historia de la OPEP que un pacto incluye también a países no miembros. "Varios países de fuera de la OPEP trabajarán juntos para conseguir ese objetivo", destacó el ministro.

Es el caso de Rusia, que confirmó un recorte de 300 mil barriles diarios en un esfuerzo global para aupar los precios. El ministro de Energía, Alexandre Novak, se felicitó del pacto, "una medida muy importante para la industria petrolera mundial" y confirmó que el recorte se hará "etapa por etapa" en el primer semestre de 2017.

Por países, los mayores recortes de producción recaen en Arabia Saudí (-486 mil bd), Irak (-210 mil), Emiratos Árabes Unidos (-139 mil) y Kuwait (-13 mil), según un documento publicado por la OPEP.
Pocas horas después del anuncio, el Brent –de referencia para ANCAP– trepó a US$ 51,8, con un aumento de 9,5% respecto al cierre del martes.

A pesar de que muchos miembros del cártel calificaron de "histórico" el acuerdo, los analistas tienen dudas sobre su alcance y sobre todo sobre sus dificultades de aplicación.

"Está claro que el acuerdo de hoy provocará un aumento de precios en el mercado a corto plazo. Pero siguen los desacuerdos entre miembros de la OPEP sobre cómo medir la producción por lo que el pacto será difícil de supervisar", dijo Spencer Welch, director de IHS Energy.

Victoria para Irán

El recorte es también un cambio de rumbo del cártel con respecto a la estrategia liderada por Arabia Saudí desde 2014 para inundar el mercado y competir con los productores de petróleo de esquisto estadounidenses.

La OPEP buscaba desde hace meses un pacto para hacer frente a la caída del oro negro, que lleva meses en menos de US$ 50 el barril cuando hace dos años todavía llegaba a los US$ 100. En las últimas horas, Arabia Saudí, Irán e Irak, los tres países que más producen dentro del cártel, trabajaron para limar sus diferencias.

El acuerdo es además la confirmación de conversaciones que empezaron en Argel en setiembre frente a un precio que muchos miembros de la OPEP consideran insostenible para sus economías.
Tanto Irán como Irak eran reacios a recortar, en el primer caso porque el país quiere recuperar su nivel de producción tras años de sanciones internacionales y en el segundo porque necesita los recursos petroleros para su lucha contra los yihadistas.

Por eso el acuerdo de ayer es una victoria para Irán, porque queda exento de recortes. El ministro del petróleo Bijan Namdar Zanganeh apareció con una gran sonrisa a la salida de la reunión en la capital austriaca y haciendo la V de la victoria.

En caso de fracaso, los observadores más pesimistas vaticinaban un barril a US$ 40 o incluso a US$ 30 y un duro golpe para el prestigio de una organización nacida en 1960 que produce un tercio del crudo mundial pero que ha ido perdiendo influencia.

Para los dos miembros latinoamericanos del cártel, Venezuela y Ecuador, el acuerdo también era vital, sobre todo para Caracas, muy dependiente de sus ingresos petroleros.

"Cumplimos con lo previsto", se felicitó el ministro venezolano del Petróleo Eulogio del Pino, mientras que el canciller ecuatoriano Guillaume Long afirmó que "la OPEP demostró su cohesión y su continua relevancia en el siglo XXI".

Fuente: AFP

Populares de la sección