Precios de hacienda gorda tienden a estabilizarse

Al mismo tiempo los valores de la reposición aflojan mientras se regularizan las cargas y se están pautando las entradas para entre siete y 10 días
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Se mantiene la poca oferta en el mercado del ganado gordo y la reducida cantidad de productores dispuestos a vender a los valores actuales, lo que hace que los precios busquen tocar piso. La referencia para el novillo de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) cortó con la racha bajista de seis semanas y permaneció incambiada en la planilla. La reposición no mantuvo esta semana la firmeza de valores que tenía en semanas anteriores.

La industria sigue pasando precios para novillos entre US$ 2,60 –no se concretan negocios, dijeron consignatarios– y US$ 2,70 por kilo en cuarta balanza –sí se han realizado operaciones–. Algunas plantas con necesidad de comprar pueden pagar incluso algunos centavos más. Para la vaca se ofrecen algunos centavos menos que la semana pasada, entre US$ 2,30 y US$ 2,35 en general. Buenos vacajes pueden alcanzar hasta US$ 2,40-US$ 2,45 puntualmente. La ACG mantuvo incambiada la referencia para el novillo gordo en US$ 2,72 y redujo dos centavos hasta US$ 2,39 a la de la vaca. La vaquillona gorda ganó un centavo hasta U$S 2,60.

De todas formas operadores consultados manifestaron que "el panorama en precios no es de cambio inmediato". La llegada de las cuadrillas kosher –estimada para mayo– podrá ser un elemento que les dé impulso. A priori se esperan que arriben entre el 10 y 12 de mayo a algunas plantas y después del 20 otras.

En ovinos la oferta es básicamente nula y los precios se mantienen firmes, en un momento donde la actividad industrial es muy reducida. Las referencias ACG permanecieron sin cambios: cordero y borrego en US$ 3,20, cordero pesado en US$ 3,23, capón US$ 2,96 y ovejas US$ 2,95.

Como consecuencia de la distorsión que generaron las lluvias en las cargas y la menor puja de la industria proponiendo precios que no convencen a gran parte de la oferta, la faena siguió bastante por debajo de los niveles del año pasado: 29.393 vacunos al retroceder 20% en la semana (42% menos que en igual momento de 2015 cuando se mataron más de 50 mil). Por segunda vez en 2015 cayó por debajo de 30 mil vacunos –la otra fue en Semana Santa–.

Las vacas siguen predominando. Ellas abarcaron el 51,6% del total al llegar a 15.179 cabezas, 20% menos que en la semana anterior y 30% por debajo en la comparación interanual. Los novillos totalizaron 13.470 cabezas, 21% y 45% menos respectivamente.

En ovinos la faena continúa bajando y está en niveles muy reducidos. La semana pasada se mataron 2.658 ovinos, 18% menos que la semana anterior y 72% menos respecto a un año atrás. La faena de ovejas fue la única que avanzó en la semana. Aumentó 1% hasta 1.374 cabezas, de todas formas nivel 62% inferior respecto al mismo momento de 2015. La faena de corderos cayó 26% en la semana a 885 animales y se ubicó 80% por debajo en la comparación interanual.

En lo que respecta a la exportación, el ingreso medio semanal de la carne sigue moviéndose hacia abajo. En carne ovina fue extremadamente reducido. La venta de 134 toneladas en la semana reportó un ingreso medio de US$ 2.931/ton, lo que llevó al promedio de las últimas cuatro semanas a US$ 3.653, un 6% menor al del mismo momento en 2015.

En carne vacuna el ingreso semanal cayó desde US$ 3.557/ton la semana pasada a US$ 3.280, el cual es el promedio de las últimas cuatro semanas, 13% menos que un año atrás.

En los remates por pantalla realizados esta semana se vio una corrección bajista en precios. Sobre todo, los terneros –que venían resistiendo– ajustaron.

En Lote 21 los promedios de todas las categorías bajaron, excepto en vientres entorados y vacas preñadas, que aumentaron 4% y 2,2% respecto al remate previo. El promedio de todos los terneros fue US$ 2,11, cuatro centavos menos que en el remate que se realizó durante el Congreso Mundial Hereford y nueve menos que en el de marzo. De todas formas se ubicó 11 centavos por encima del resultado del remate correspondiente a abril de 2015.

En Pantalla Uruguay promediaron US$ 2,09, con mínimo de US$ 2 y máximo de US$ 2,26.