Precios de las haciendas presionados a la baja por parte de frigoríficos

Los productores se aferran a clima favorable y no acceden a vender
Los frigoríficos siguen presionando los precios de los ganados para faena a la baja, mientras que los productores aguantan la oferta con comodidad gracias al clima favorable, que generó gran disponibilidad de forraje.

En este marco se concretan pocas operaciones. "La semana pasada se hicieron pocos negocios. Hay algo más de oferta, pero los productores no están dispuestos a vender a estos precios", dijo a El Observador el consignatario Santiago Sánchez, integrante del equipo de Victorica & Asociados.

Los precios que pasan los frigoríficos para los novillos gordos se ubican entre US$ 2,90 y US$ 2,95 por kilo a la carne; e incluso hay quienes ofrecen entre US$ 2,85 y US$ 2,90. Por otra parte, las mejores vacas se pagan a US$ 2,65, y de ahí hacia abajo.

Quienes venden ganado en este marco son aquellos productores que necesitan cumplir compromisos financieros, ya que a nivel productivo en general están muy cómodos, con buena disponibilidad de pasturas. Esto le hace más difícil a la industria cumplir su objetivo de bajar los precios, algo que es probable que finalmente logre, pero el clima posiciona a los productores con mayor poder de negociación.

Las entradas de ganados a las plantas industriales se concretan a unos 10 días después de pactados los negocios pero, así como hay diferencias en los precios, también las hay en las cargas entre las diferentes plantas industriales.

Durante la semana pasada se faenaron en Uruguay 44.685 vacunos, 51,2% fueron vacas y 46,9% novillos. Las tres plantas industriales con mayor actividad fueron: Tacuarembó (3.840 vacunos); San Jacinto (3.087); y PUL SA (2.986), según datos publicados en la tarde de ayer en la web del Instituto Nacional de Carnes.

Sánchez explicó que además del precio más bajo respecto al esperado por el productor por sus haciendas para faena, también frena su decisión a vender la escasez de reposición y los altos precios de esas categorías.

En ese sentido señaló que la reposición está muy demandada y hay poca oferta. "Lo que aparece se vende", dijo el consignatario.

En este marco, mañana desde la hora 11 se hará el primer remate ganadero virtual del año. Se trata de la subasta de Pantalla Uruguay, que transcurrirá en la Rural del Prado, con una oferta de 3.500 vacunos y 200 lanares. El catálogo con los detalles de la oferta se publica con esta edición de El Observador.