Precios se afirman en el gordo y en la reposición

Los mejores lotes de novillos alcanzan los US$ 3,10 por kilo y en vacas la punta puede llegar a los US$ 2,75
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Las referencias del ganado gordo suben gradualmente, en un mercado donde no hay mucha oferta y las entradas se mantienen cortas, promediando entre una semana y 10 días. Queda una oferta mínima de animales de campo aún, pero no es lo que demandan los frigoríficos.

Como es lógico, la suba se trasladó a la reposición y en el remate de Lote 21 de esta semana se vio una fuerte puja en la demanda desde todo el país y hubo alzas de precios en la mayoría de las categorías.

Se manejan precios entre US$ 3 y US$ 3,05 para novillos gordos, e incluso algunos lotes pueden alcanzar los US$ 3,10.

En vacas las referencias van de US$ 2,65 y US$ 2,70, pero las mejores pueden llegar a US$ 2,75, comentaron algunos operadores consultados.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) publicó un valor medio de US$ 3,01 por kilo a la carne para todos los novillos, tres centavos más que en la semana anterior, y de US$ 2,64 para las vacas, cuatro más. Los aumentos en pie fueron de dos centavos hasta US$ 1,57 y US$ 1,30, respectivamente.

En ovinos los valores en el mercado rondan los niveles marcados por consignatarios. En la planilla el cordero fue la única categoría que vio un incremento el lunes pasado.Aumentó un centavo hasta US$ 3,26. El cordero pesado se mantuvo sin cambios, en US$ 3,27, el borrego en US$ 3,25, el capón en US$ 3,03 y la oveja en US$ 2,78.

Faena cayó 8%

Por su parte, la semana pasada la faena cayó 8% respecto a la anterior hasta los 43.624 vacunos. La actividad fue reducida por el paro general del jueves 14 y se le sumó que la oferta de animales sintió el golpe de las lluvias. Se espera que con estos días libres de precipitaciones recuperen estado. El volumen se ubicó 10% arriba respecto a un año atrás. Los novillos totalizaron 20.732 cabezas, 13% menos y 0,3% más, en las comparaciones respectivas. La faena de vacas alcanzó las 21.817 cabezas, 6% menos y 22% más.

La faena de ovinos también cayó y lo hizo hasta niveles ínfimos. Tuvo un retroceso en la semana de 30%, hasta las 2.891 cabezas, nivel que es 55% inferior al de un año atrás. Las faenas de ovejas y capones fue la que crecieron en la semana 91% y 476% hasta 747 y 403 animales. La de corderos bajó 53% a 1.631 cabezas. Solo cuatro plantas faenaron. Lideró la operativa Sidercol con 1.148 ovinos, segundo se ubicó San Jacinto-Nirea con 875 y después Frigorífico Carrasco con 808 y Artigas con 60.

Precios de exportación firmes

Por otro lado, como ocurre desde hace semanas, en la exportación los precios siguen firmes.

En la semana que cerró el 16 de julio el ingreso medio por tonelada de carne vacuna fue US$ 3.427 y el promedio para las últimas cuatro semanas trepó a US$ 3.456, ubicándose 8,2% abajo en la comparación anual.

En carne ovina el valor aumentó a US$ 4.496 desde US$ 3.539 en la anterior, pero cabe destacar que el volumen embarcado fue solo de 58 toneladas peso canal. El promedio móvil quedó en US$ 4.294 y se posicionó 7% abajo en la comparación interanual.

Finalmente, el mercado de la reposición siente la "flecha hacia arriba" que tienen los valores del ganado gordo.

Esta semana Lote 21 llevó a cabo un remate ágil y demandado en todas las categorías, con un 92% de venta en total, según detallaron consignatarios integrantes del consorcio ganadero.

La exportación en pie no participó y los teneros generales promediaron US$ 2,01 por kilo, ocho centavos más que en el remate anterior de junio. El máximo fue US$ 2,16 y el mínimo US$ 1,90. Se destacó la suba en las terneras, pero cabe señalar que venían de precios muy bajos. Su valor medio se incrementó en 21 centavos a US$ 1,68.

El próximo remate virtual será el de Pantalla Uruguay, que se realizará el jueves 28.