Prefectura argentina en la mira de la Justicia por muertes en fiesta

Separaron del cargo a seis agentes por sospechas de complicidad
La fiesta electrónica celebrada el fin de semana en Buenos Aires, en la que murieron cinco jóvenes tras el consumo de pastillas adulteradas con sustancias tóxicas, puso bajo sospecha de la Justicia y del gobierno argentino la actuación de la Prefectura Naval de ese país, según informó La Nación. En medio de la investigación, seis policías del servicio de guarda costera argentino fueron separados de sus cargos ayer por sospechas de complicidad con los vigilantes privados del evento.

La agencia AFP informó que el fiscal Federico Delgado que investiga este caso ocurrido la noche del viernes al sábado, cree que los policías hicieron la "vista gorda" con la venta de estupefacientes que se estaba realizando durante la fiesta, e incluso no informaron a la justicia debidamente cuando empezaron a desvanecerse algunas de las víctimas.

El fiscal Delgado pidió además que se cite a funcionarios de la ciudad, policías y a los encargados de la concesión del local de eventos Costa Salguero, cerca del Río de la Plata.

En la fiesta del sábado "había hacinamiento y poca ventilación", dijo Delgado el martes.

El Ministerio de Seguridad de Argentina informó de la separación del cargo de los agentes en un comunicado. "Esta determinación del Ministerio de Seguridad se hizo a fin de hallar a los responsables de lo sucedido, inició las actuaciones administrativas de rigor a los agentes involucrados en el operativo en cuestión, entre los cuales se encuentran un prefecto mayor, tres prefectos, un subprefecto y un cabo segundo", según publicó La Nación.

Mientras tanto sigue prófugo de la justicia el empresario Adrián Conci, organizador de la fiesta de música electrónica Time Warp, que tiene una orden de detención.

Los jóvenes, de entre 21 y 25 años, murieron intoxicados por el consumo de drogas durante la fiesta electrónica "Time Warp", que se realiza en varios países y que la noche del viernes congregó a unas 10.900 personas --segun las autoridades-- en Costa Salguero, un predio cerrado de eventos, frente al Río de la Plata y cerca del Aeroparque Metropolitano.

Tres de los cinco jóvenes hospitalizados tuvieron "leves mejorías", según un último parte médico este miércoles pero continuaban en "estado crítico" y con asistencia respiratoria.

(Agencias).

Populares de la sección