Preocupa en Maldonado la presencia de "Uber" inmobiliarios

El sector experimentó un descenso a pesar de la buena afluencia en los balnearios del este; la situación también preocupa a la intendencia

Aunque las autoridades de gobierno aseguraron que el inicio de temporada de verano fue positivo gracias al retorno de turistas argentinos a las costas esteñas, no todos los sectores comerciales pudieron beneficiarse de este panorama.

Consultado por El Observador, el director de Turismo de la Intendencia de Maldonado, Luis Borsari, dijo que si bien enero "superó las expectativas" en términos turísticos, hay "rubros a los que no le fue bien": el sector inmobiliario y hotelero.

"Cada año que pasa es peor que el anterior (para el sector inmobiliario). No pasa porque la temporada sea buena o mala, sino porque no se toman las medidas (de control) necesarias. Mientras esto no ocurra la cosa sigue empeorando", expresó Borsari.

Vea: Bajaron 35% las transacciones en las inmobiliarias de Punta del Este

El problema radica en la presencia de "alternativas" para el veraneante al momento de buscar alojamiento. Para eso, hoy en día existen páginas web y aplicaciones móviles que facilitan el contacto directo entre los turistas con los dueños de las viviendas para efectuar los alquileres, sin necesidad de que una inmobiliaria actúe de por medio.

Según Borsari, esta situación también afectó al sector hotelero que "no aumentó ni un solo punto con respecto al año pasado".

"Lo que pasa es que, así como los inmobiliarios tienen sus Uber, los hoteleros también los tienen. Esa competencia de apartamentos que se alquilan de manera independiente y por pocos días en algún momento va a haber que regularlos", agregó.

Vea: Airbnb, la app resistida por los hoteleros, duplica oferta en Uruguay

De manera similar opinó Juan Francisco Bistiancic, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Maldonado y Punta del Este (Adipecidem), quien dijo a El Observador que este año el sector inmobiliario trabajó "bastante menos que los últimos años", entre un 30% y 40% menos con respecto a la temporada anterior.

Según Bistianci, "normalmente se trabaja con el público al que no le importa entenderse con el trámite del alquiler porque es complicado, entonces prefiere pagar el servicio inmobiliario y los impuestos para hacerlo a través del circuito formal". Sin embargo, dijo que no "ayuda" las medidas de control impuestas por el gobierno para el pago de IRPF, ni la aparición de "portales" web que son elegidos por los turistas para encontrar estadía.

"Los negocios están planteados para hacerse la mayoría por internet. Los propietarios optan por eso para no pagar impuestos y los portales cobran una comisión por intermediar que no son controlados", sostuvo.

En el último año, Uruguay rozó los tres millones de visitantes y logró un nuevo récord, al superar la cifra de visitantes lograda en 2011, con el ingreso de 2.964.841 turistas, de acuerdo a los datos dados a conocer el viernes de la semana pasada por los jerarcas del Ministerio de Turismo (Mintur).

En enero de este año el balneario Piriápolis, por ejemplo, atravesó una temporada mejor que la del año anterior dado que hubo 23% más de turistas argentinos, ascendieron al doble las amarras en el puerto y crecieron el 20% las consultas de turistas que llegan al balneario por primera vez, según datos del Centro de Informes de la Asociación de Promoción Turística de Piriápolis (Aprotur).

Para Borsari, no hay "ninguna duda" de que la primer quincena de febrero continuará los parámetros de enero, pero reconoció que el panorama no es prometedor para el sector hotelero e inmobiliario. "No creo que haya mejoría. La única expectativa es que la temporada se alargue lo más posible y que la gente que haya venido contagie un poco a los demás", concluyó Bistianci.


Populares de la sección