Prescribe multa de elecciones en BPS y solo uno de cada 500 pagó

La votación se dejará de controlar en setiembre
El desinterés y la falta de información que en su momento afectaron a las elecciones de los representantes sociales en el Banco de Previsión Social en marzo parecen haberse trasladado al pago de las multas por no concurrir a votar: a más de un mes de abrirse el período para abonar la sanción, apenas 0,22% de los que no justificaron su ausencia en las urnas cumplió con la multa correspondiente.

Según números de la Corte Electoral a los que accedió El Observador, sólo 716 personas (activos, pasivos y empresas) de las 327.193 que no justificaron no haber ido a votar han pagado la multa, que varía entre $800 y los $1600 para los activos, $800 para los pasivos y entre $4800 y $20000 para las empresas. En promedio, cada 457 personas que deberían abonar la sanción, sólo una lo hace. En total, hasta el momento se han recaudado $728.800 en multas, entre activos, pasivos y empresas. El plazo para las justificaciones fue hasta el 13 de mayo, fecha donde se contabilizaron 43.678 justificaciones.

Sólo 716 personas de las 327.193 que deberían pagar la multa lo hizo, lo que representa el 0,22%.

Sin embargo, la cuestión principal parece ir por el lado del control y la exigencia del trámite, período que comenzó el 1° de junio y terminará tres meses después, el 31 de agosto. Vencido el plazo, los controles de voto y pago de las multas dejan de tomarse en cuenta, por lo que aquellos que no pagaron no tendrían por qué hacerlo si hasta el momento no se les ha requerido el comprobante al cobrar sus sueldos, jubilaciones o realizar algún trámite bajo la jurisdicción del BPS.

"Después del final del período de tres meses, nadie va a pedir la constancia de si se votó o si se pagó la multa. No se controlará más el cumplimento de la obligación de votar", dijo a El Observador Gustavo Silveira, ministro de la Corte.

Así mismo, Silveira explicó que difícilmente la cantidad de multas abonadas se incremente en el mes y medio antes de la finalización del período de control, dado que aquellas personas a las que les fue requerido el comprobante forman parte de las 716 que ya cumplieron con la multa. "La masa de gente que debió justificar su voto o la no emisión del mismo, aquellos que son afectados por los controles de la ley, son los que ya cumplieron con la multa o la justificación. Esa masa crítica de gente ya cumplió. No creo que en el tiempo que resta vaya a incrementarse la cantidad de gente que vaya a pagar la multa porque se le vaya a hacer un control que no se le había hecho hasta ahora".

La poca concurrencia a votar y, a su vez, el casi nulo cumplimiento de las multas expone también una cuestión más de raíz, que es la obligatoriedad del voto. Según Silveira, ha quedado en evidencia que el sistema de control del voto en las elecciones del BPS no puede asegurar la concurrencia a las urnas, debido a la flexibilidad de sus plazos y la posterior prescripción de la sanción. De todos modos, su opinión no incluye un cambio en la legislación, dado que considera estas elecciones como algo que no reviste de la relevancia necesaria para endurecer las medidas. "No es una votación en la que a mi me preocupe hacer más riguroso el contralor. Los controles actuales están bien, son laxos y las justificaciones son muy amplias. Por ejemplo, si se tenía 75 años eso ya era causal para no ir a votar".

El padrón total se compone de 1.526.708 personas habilitadas, de las cuales votaron poco más del 75%.

Populares de la sección