Presidente de Ecuador le sacó responsabilidades a su vice y desató crisis política

La decisión no implica la destitución de Jorge Glas, quien enfrenta acusaciones de corrupción vinculadas con el caso Odebrechet

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, despojó este jueves a su vicepresidente, Jorge Glas, de las funciones que le había asignado, en la primera crisis que estalla en el recién instalado gobierno de izquierda.

En el poder desde el 24 de mayo, Moreno retiró mediante decreto las responsabilidades a su compañero de fórmula, luego de las severas críticas que le lanzó.

"Deróguese el Decreto (...), retirándose así todas las funciones asignadas al Vicepresidente de la República", señala el texto.

Sin embargo, la decisión no implica la destitución de Glas, quien enfrenta acusaciones de corrupción por parte de opositores, incluida su supuesta vinculación en el caso Odebrechet.

Glas, vicepresidente desde 2013, publicó el miércoles una dura carta con una larga lista de reproches contra el presidente, alineándose así con el exmandatario Rafael Correa en la dura pugna que desgarra al oficialismo.

Moreno, que en la víspera había pedido unidad a sus filas, apartó a Glas de sus funciones al frente de la millonaria reconstrucción de las zonas arrasadas por el terremoto de abril del año pasado, que dejó más de 600 muertos.

También le retiró sus responsabilidades en los sectores productivo y tributario.

Glas, que horas antes rechazó la posibilidad de renunciar y aseguró que no pretende conspirar contra Moreno ni generar inestabilidad en el país, convocó este jueves a una rueda de prensa para fijar su posición.

En pleno receso legislativo, la bancada de Alianza País se reunió de urgencia este jueves para analizar el desencuentro entre Moreno y Glas y la profunda división en sus filas entre los partidarios de Moreno y del expresidente Correa.

Según la Constitución, el vicepresidente es el encargado de reemplazar al mandatario en caso de ausencia temporal o definitiva.

Al ser un cargo de elección popular, el vicepresidente no puede ser destituido por el mandatario. La única vía para suspenderlo del cargo es a través de un juicio político desde la Asamblea (de mayoría oficialista), que rechazó tal posibilidad hace dos semanas.


Fuente: AFP

Comentarios

Populares de la sección