Presidente interino de Diputados en Brasil anula proceso contra Rousseff

La salida de Cunha de la titularidad de la Cámara por sospechas de corrupción le abre una esperanza al oficialismo
El presidente interino de la Cámara de Diputados de Brasil, Waldir Maranhao, anuló este lunes la sesión que a mediados de abril aprobó el impeachment contra la mandataria norteña, Dilma Rousseff, por "prejuzgamiento" y "ofensa al amplio derecho de defensa" de la líder del oficialismo.

"Por esas razones, anulé la sesión realizada los días 15, 16 y 17 (de abril) y determiné que se realice una nueva sesión para deliberar sobre la materia", señaló el diputado en un texto distribuido por la presidencia de la cámara al que accedió la AFP.

Según la agencia Reuters en el comunicado Maranhao afirmó que el Senado debe devolver el proceso a la Cámara de Diputados para realizar una nueva votación. Con esta decisión, Maranhao aceptó el pedido hecho por el abogado general de la Unión, José Eduardo Cardozo, que actúa como representante del Estado.

La decisión de Maranhao fue adoptada en momentos en que el Senado se apresta a una votación que puede separar a Rousseff del poder durante al menos seis meses y se apoya en supuestas irregularidades observadas en el trámite seguido en la Cámara Baja. La decisión de Maranhao fue adoptada en momentos en que el Senado se apresta a una votación que puede separar a Rousseff del poder durante al menos seis meses y se apoya en supuestas irregularidades observadas en el trámite seguido en la Cámara Baja.

El presidente intrerino de la Cámara de Diputados quedó en ese cargo el fin de semana tras la resolución del Supremo Tribunal de Brasil que separó del puesto al titular y promotor del impeachment contra Rousseff, Eduardo Cunha, por ser sospechoso de casos de corrupción en el caso Petrobras.

En la sesión del 17 de abril una mayoría de diputados (367 contra 146) aprobó el procedimiento de destitución contra la presidenta, acusada por la oposición de maquillar las cuentas públicas en 2014, año de su reelección. Luego, la comisión de impeachment del Senado recomendó el viernes al plenario que someta a un juicio de destitución a Rousseff, decisión que la suspendería transitoriamente de su mandato.

El pleno de 81 senadores deberá votar el miércoles si acepta o rechaza ese parecer, que no es vinculante, pero marca el último paso formal antes de la decisión de someter a Rousseff a un juicio político y apartarla del poder por hasta 180 días mientras se tramita el proceso y llega la sentencia definitiva.



Populares de la sección