Presidentes quieren a ANCAP fuera de la política petrolera

Vázquez se reunió con exmandatarios y Lacalle anunció que no irá más a esos encuentros
El presidente Tabaré Vázquez y los cuatro mandatarios que lo antecedieron desde 1985 –cuando se retomó la democracia– acordaron ayer crear una nueva institucionalidad, por fuera de ANCAP, que se encargue de la política de hidrocarburos.

Ese nuevo organismo, que pasará a tener el control sobre los contratos por 30 años ya firmados por ANCAP con petroleras, puede llegar a fiscalizar recursos mayores al presupuesto nacional.

La decisión de que el tema petrolero salga de la órbita de ANCAP se tomó en la reunión que Vázquez mantuvo ayer con los expresidentes: Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000); Luis Alberto Lacalle (1990-1995); Jorge Batlle (2000-2005) y José Mujica (2010-2015), con quienes acordó que haya una política de Estado en materia petrolera.

El encuentro duró algo más de una hora, los presidentes tomaron café y hubo masitas en lo que fue la continuación de la primera reunión realizada en febrero.

Jorge Batlle dijo ayer a El Observador que "el asunto es de tal dimensión que no puede quedar en la órbita de ANCAP".

Vázquez y los expresidentes acordaron entonces que el organismo a crear debe estar "por encima de ANCAP", y ser "dependiente de Presidencia", comentó Vázquez a los medios. Además, consensuaron que la nueva estructura tenga un "contralor parlamentario estricto", acotó Vázquez.

Un punto de preocupación compartido, fue que, para el caso de encontrarse petróleo, el país no se descanse en esa única industria.

Para ello se tomará el ejemplo de Noruega –que formó un fondo de riqueza soberano– y evitó lo que se conoce como "la enfermedad holandesa", fenómeno que ante la aparición de un recurso natural que cambió la economía, aplastó a sectores de valor agregado.

Lacalle dijo a El Observador que "se deberán cuidar los recursos y hacer las cosas bien".

Con la llegada del Frente Amplio al gobierno nacional en el año 2005, ANCAP retomó los estudios orientados a la búsqueda de petróleo.

Desde entonces, se consiguieron inversores y se hicieron trabajos en el mar territorial y también en zonas del litoral noroeste.

Actualmente multinacionales buscan yacimientos frente a las costas de Rocha y Maldonado y una de esas compañías se prepara para perforar, este mes, en la plataforma marítima.

Por este tema, Vázquez anunció ayer que convocará a los representantes de los partidos con representación parlamentaria para consolidar acuerdos. Ahí comenzará la discusión política.

Uno de los puntos a discutir será la distribución de los recursos que surjan si aparece petróleo, para lo cual se solicitará a los partidos un diseño que contemple a las generaciones futuras, para que éstas también se puedan beneficiar de esos recursos.

Un punto fuera de discusión es que la riqueza del país –tal como lo establece la Constitución de la República– ya sea en superficie o subterránea "es propiedad del Estado".

En los documentos que firmó ANCAP con privados que buscan petróleo y gas, se estableció el canon que recibirá el país, y también la posibilidad de que la empresa estatal pueda asociarse en ese emprendimiento si la búsqueda da resultados positivos.

En ese caso, ANCAP deberá correr con gastos y riesgos.

Terminada la reunión en la residencia oficial del Prado, Lacalle y Sanguinetti se quedaron hablando unos minutos en la escalinata principal, Jorge Batlle se fue manejando su auto, y Vázquez aprovechó para conversar a solas con Mujica.

Por ahora no está agendada una nueva cumbre con los presidentes. Vázquez, si bien no la descarta, cuidará no desgastar esa herramienta.

Lacalle, sin embargo, le informó que ya no participará de esos encuentros para dar paso a la discusión entre los que tienen poder de decisión.

Lacalle lo comunicó luego de informar al Directorio blanco de los detalles del primer encuentro con Vázquez y los exmandatarios.

Populares de la sección

Acerca del autor