Prevén que 8.000 contenedores queden hoy sin levantar

Conflicto en la basura continúa y se agravaría con nuevo paro de Adeom
El problema de la basura parece no encontrar un camino de salida. Pese a que la intendencia de Montevideo contrató a privados para intentar mejorar la situación y retirar la basura acumulada alrededor de los contenedores, al no llegar a un acuerdo los trabajadores continúan sin realizar horas extra y sumarán hoy un paro con asamblea.

Debido a esta última medida, la intendencia de Montevideo (IMM) prevé que queden hoy sin levantar unos 8.000 contenedores de los 11.500 que hay en la ciudad.

Cuando hace una semana comenzó el conflicto con el sector limpieza, el intendente de Montevideo, Daniel Martínez aseguró que no se descartaba ninguna medida y que en caso de ser necesario pediría al Ministeiro de Salud Pública que declarara la esencialidad del servicio. Solo el martes, con los 28 camiones contratados a privados se levantaron más de 100 toneladas de basura, de las cuales 21 correspondieron al municipio CH (Pocitos, Punta Carretas), pero los atrasos en la recolección no se han podido paliar.

"Obviamente el riesgo crece y por lo tanto las medidas que correspondan para evitar que esto pase aumentan las posibilidades de ser aplicadas", dijo el intendente de Montevideo ayer en conferencia de prensa.

Luego de una tercera reunión con el sindicato, y pese a que se lograron acuerdos en siete de los 10 puntos de la plataforma de reivindicaciones, en los reclamos principales las diferencias persisten.
Por tanto, la Asociación de Empleados y Obreros Municipales se (Adeom) realizará hoy una asamblea con paro desde las 10 de la mañana para discutir la posibilidad de tomar nuevas medidas.

Negociación y desconfianza

Para la intendencia, los reclamos por el cambio en el régimen de seis horas más dos; la flexibilización de los días de trabajo en un régimen de seis días más extra el domingo y las recategorizaciones de funcionarios no son temas a negociar, ya que hacen al funcionamiento del servicio.

"Se genera basura los siete días de la semana", dijo Martínez al programa La tarde en casa de Canal 10, y agregó que "lo que se puede negociar son principios básicos de buen funcionamiento y hasta de razonabilidad", pero el resto no se negocia.

La dificultad, explicó el intendente, está en la imposibilidad de construir "confianza real" con el sindicato, lo que lleva a cuestionamientos en medidas en las que hubo acuerdo.

Para el intendente, lo que pasa a estar en discusión es si la limpieza es un tema de riesgo y esencialidad para la población.

Nunca más

"Después de esto, nunca más", dijo Martínez con respecto a la situación de desborde de la basura y afirmó que es lo que dejó claro en el gabinete semanal. Aseguró en ese sentido que se debe encontrar la forma para que no vuelva a repetirse.

"Saldremos de esto espero que negociadamente ahora, pero pasada la vorágine hay que encontrar un esquema que implique que no pase nunca más esto", reiteró.

En la comuna aseguran que el problema podrá verse solucionado una vez que lleguen los 15 camiones nuevos, lo que se espera para principios de febrero.

"Apostamos fuertemente a que esto lo vamos a revertir en los próximos meses y por eso estamos acá, sino ya nos hubiéramos ido", afirmó por su parte el director de Limpieza de la comuna, Oscar Caputi en entrevista con Telenoche.

Si no se llega a un acuerdo y las medidas continúan, señaló el intendente, "no va a quedar otro camino" que la esencialidad. Eso implica, explicó, empezar con cinco días de sanción para quien falte a trabajar. l

Populares de la sección