Prevén que sigan deprimidos los precios de maíz y sorgo

Estudio oficial recuerda que caerá la superficie sembrada de ambos cereales
Los precios internacionales del maíz y el sorgo se mantendrán "deprimidos" debido al récord de producción de maíz prevista en EEUU, "que mantendría las existencias finales en niveles altos", según un estudio de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa), que se publicará en el Anuario 2016, al que accedió El Observador.

El trabajo de María Methol aseguró que "las perspectivas de precios internacionales para la zafra 2016/17 son bajistas, por lo menos hasta mayo/junio (de 2017) cuando se divulgue la intención de siembra en el hemisferio Norte, y en particular en EEUU".

El estudio adelantó que "para la zafra 2016/17 se prevé una reducción de la siembra de ambos granos, en particular de maíz, que sería 19% inferior, por lo que la oferta será muy reducida y, por tanto, mayores las necesidades de importación".

La siembra de sorgo como grano húmedo se mantendría en torno a las 100 mil hectáreas, según Opypa

El trabajo recuerda que, "de acuerdo con la encuesta agrícola de DIEA de agosto pasado, la intención de siembra de maíz sería de 67 mil hectáreas y 53,7 mil hectáreas en caso del sorgo para grano seco. Esta intención marca una importante caída del área sembrada en ambos casos, del orden de 19% en los dos cultivos, por lo que la oferta de estos granos forrajeros será reducida; tanto por la menor área, como por probables caídas en los rendimientos, si se cumplieran las previsiones de mayor probabilidad de ocurrencia del fenómeno de la Niña en nuestro país durante el verano 2016/17".

La siembra de sorgo como grano húmedo se mantendría en torno a las 100 mil hectáreas, de acuerdo al consumo de semilla estimado por Opypa en base al comercio de semilla durante 2016 (importaciones menos exportaciones), y una producción de semilla nacional similar al año anterior. La producción total de sorgo se estima en 480 mil toneladas, 8% menor a la de la zafra anterior. En caso del maíz se prevé una producción 27% menor a la del año anterior, en el entorno de 350 mil toneladas.

Deberá recurrirse a la importación desde los países de la región, aunque parte de las necesidades de la demanda doméstica serán cubiertas por trigo, concluyó el artículo.


Populares de la sección

Acerca del autor