Primaria y Codicen con diferencias para cubrir las vacantes de maestros

Florit quiere llenar los cargos con maestros que trabajan cuatro horas;
Las clases en las escuelas de Montevideo comenzaron ayer lunes con normalidad, salvo para unos 80 grupos de escolares que no tuvieron maestro asignado debido a la falta de docentes. Del total de vacantes, unas 50 pertenecen a educación inicial y más de 30 a educación común. Cada año el sistema escolar genera 1.000 vacantes, que desde hace seis años cuesta cubrir debido a los pocos egresos anuales de la carrera de Magisterio. Las autoridades de la educación se mostraron preocupadas por las vacantes, pero al mismo tiempo celebraron el descenso respecto a años anteriores. En 2015, las clases comenzaron con un total de 200 cargos vacantes, recordó a El Observador el consejero del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Héctor Florit.

El jerarca confía en que al terminar esta semana los cargos estarán cubiertos. Apuntó que el CEIP intentará cubrirlos mediante el doble cargo. Es decir, ofrecerán las vacantes a maestros que ya eligieron su cargo de cuatro horas en otra escuela. Al igual que lo hizo la semana pasada Pablo Caggiani, también consejero del CEIP, Florit descartó traer maestros del norte del país, donde hay muchos recién titulados que no tienen trabajo.

Sin embargo, desde el Codicen, la consejera Laura Motta dijo a El Observador que por ahí pasa la solución a las vacantes. Motta manifestó que la idea es que el CEIP se haga cargo de los pasajes de traslado y les pague algún viático para facilitarles al acceso a la vivienda.

Pero esa solución no es viable, según Primaria. La semana pasada en diálogo con El Observador, Caggiani señaló que esta alternativa no funcionaría porque el salario de los maestros jóvenes ($ 17.000) es muy bajo para compensar un traslado hasta la zona metropolitana. Explicó que el CEIP no podía pagarles algún monto extra, ya que el convenio colectivo establece la equidad salarial para las mismas funciones.

Revalorizar la profesión
Florit destacó que el descenso de las vacantes en comparación con años anteriores se debe a que muchos maestros están queriendo volver a la educación pública por la estabilidad y la formación profesional que se les brinda con cursos y posgrados. Recordó que desde 2005 a la fecha, el salario real de los docentes creció 73%. Mientras que en 2005 un maestro de educación común ganaba $ 6.050 nominales por 20 horas, actualmente percibe $ 24.000, señaló. l


Populares de la sección