Primer ministro italiano renuncia tras perder referéndum

El euro se desplomó luego del anuncio y alcanzó el nivel más bajo desde marzo de 2015
Asumo la responsabilidad de la derrota. Mi experiencia como jefe de gobierno hasta acá llega". Con esa frase el primer ministro italiano, Matteo Renzi, anunció en la noche de ayer que presentará su renuncia tras perder el referéndum para reformar la Constitución.

"El 'No' ganó en forma clara y neta", declaró Renzi con la voz entrecortada en una conferencia de prensa.

"Mañana (por hoy) entregaré la renuncia", adelantó el líder del Partido Democrático quien deberá presentar su dimisión al presidente de la República, Sergio Mattarella, que puede aceptarla o no.
"He perdido. Pero en la política italiana no pierde nunca nadie. No ganan, pero ninguno pierde. Yo he perdido y lo digo en voz alta", declaró.

Renzi, que había vinculado su permanencia en el cargo con el resultado del referéndum, perdió con una diferencia notable de unos 10 puntos que difícilmente podrían revertirse, según los sondeos a boca de urna.

Según las mediciones de la televisión pública Rai y el canal privado La 7, entre el 56%-60% de los italianos votó no a la reforma contra el 40-44% que votó sí.

"Ha sido una fiesta de la democracia. Estoy orgulloso de que los ciudadanos se pronunciaran sobre la reforma en si. Felicitaciones a los líderes del 'No'", añadió Renzi.

Inestabilidad

Minutos después de que Renzi anunciara que este lunes presentará su renuncia al presidente de Italia, el valor del euro se desplomó y alcanzó el nivel más bajo desde marzo de 2015. Los mercados vaticinan una fase de incertidumbre económica en Italia.

La pérdida del referéndum este domingo por parte del primer ministro también abre una serie de escenarios decisivos para garantizar la estabilidad política.

La derrota de Renzi lleva a la inestabilidad institucional a uno de los países fundadores de la Unión Europea (UE) en un momento en el que los movimientos populistas avanzan en varios países y cuando el proyecto europeo aún tiembla por las consecuencias del "brexit" (salida de la Unión) británico.

El fracaso del primer ministro italiano llegó pocas horas después de que en Austria la victoria del ecologista Alexander Van der Bellen en las elecciones presidenciales pareció alejar la posibilidad de un progreso de las tendencias renacionalizadoras en el seno de la UE.

Reclaman elecciones

Un alto porcentaje de los 50 millones de italianos, casi el 70% de los llamados a las urnas, se pronunció sobre la reforma constitucional promovida por Renzi.

Pocos minutos después de conocer los primeros sondeos el líder de la xenófoba Liga Norte, Matteo Salvini, entre los defensores del no, así como representantes del centro derecha de Forza Italia pidieron elecciones anticipadas. "Esperamos respetuosamente la sentencia del Supremo, que esperamos que llegue pronto", dijo.

"Viva, viva la democracia", escribió en su blog Beppe Grillo, líder de la formación populista Movimiento Cinco Estrellas y reclamó que los italianos "deben ser llamados al voto lo antes posible", después de que el primer ministro anunciara su dimisión.

"Se debe votar lo antes posible. Los partidos harán de todo para alargar y llegar a septiembre de 2017 para recibir 'la pensión de oro' (parlamentaria). No se lo permitiremos", escribió.

Por otro lado, el portavoz de Forza Italia, Renato Brunetta sostuvo que "han sido derrotados los grupos de poder".

Populares de la sección