Prisión para tres policías por homicidio a la salida de Coyote

El fiscal pidió investigar a otros tres efectivos que estaban en el lugar

La Justicia procesó con prisión este martes a tres efectivos de la Guardia Republicana implicados en la muerte de Nicolás Cuña (19), asesinado la madrugada del lunes en el marco de los incidentes ocurridos a la salida del boliche Coyote, en el barrio Reducto.

El juez Nelson Dos Santos resolvió imputar por el delito de homicidio y riña a uno de los policías y a otros dos por riña con resultado de muerte. Los tres estaban prestando funciones de seguridad contratados, en forma irregular, por el boliche.

En la investigación surgió que otros tres funcionarios de la Guardia Republicana también se encontraban en el lugar, razón por la que el fiscal Gustavo Zubía pidió que se los identifique para proceder a indagarlos.

La dueña del boliche Coyote también será indagada debido a que, aparentemente, el local vendió más entradas que la capacidad del local, cosa que desató los incidentes en la puerta.

Lea también Quién era Nicolás, el joven que quería cambiar su barrio y murió en un baile

Los policías interrogados negaron haber intentado matar a los adolescentes, pero admitieron en el juzgado que dispararon sus armas, uno de ellos hacia abajo, hacia el piso, y otro hacia el cielo.

La pericia balística confirmó que la bala que mató a Cuña rebotó antes de impactar en el cuerpo del joven de 19 años, informaron fuentes del caso a El Observador. Este es un dato determinante en la investigación.

Uno de los policías fue detenido el lunes, mientras que el otro este martes. Un testigo del hecho reconoció a uno de los agentes en el juzgado y declaró que lo vio disparar.


Populares de la sección