Problemas políticos complican a negociadores del TLC entre Mercosur y Europa

El Mercosur y la Unión Europea enfrentan dificultades políticas por distintas circunstancias

El Mercosur y la Unión Europea llegarán a la próxima instancia negociadora con el objetivo de acordar una zona de libre comercio, enfrentando una serie de dificultades políticas, que hace poco no estaban presentes y ahora les complica la vida a los diplomáticos.

Para Marcos Soto, economista senior de PwC, ambos bloques "no pasan por su mejor momento" y las negociaciones pueden ir nuevamente "al freezer".

Opinó que Uruguay debe "insistir con ese acuerdo" del Mercosur con la Unión Europea pero no perder energías "para la búsqueda de otros acuerdos objetivo".

El economista dijo a El Observador que el nuevo escenario mundial, además de los problemas de ambos bloques, incluye cambios como la irrupción de Donald Trump que será el próximo presidente de EEUU quien ya anunció su disposición a desmontar el Tratado Transpacífico. Tampoco se sabe qué pasará ahora con el acuerdo comercial que negocian EEUU y la Unión Europea y cómo eso impactará.

Otro cambio, es la presión que ejercen ahora los industriales brasileños "otrora proteccionistas" que piden un TLC con EEUU, "sea con el Mercosur o sin él".

Uruguay también se ha movido por ese carril de pedir TLC en solitario para que luego se acoplen los demás socios del Mercosur. Recientemente lo hizo con China y el diálogo quedó abierto.

Política

A los distintos intereses comerciales se suman ahora los problemas políticos

En el Mercosur, está erosionado el vínculo con uno de sus integrantes: Venezuela y eso, a su vez, enfrenta entre sí a los demás socios respecto a qué camino seguir.

Argentina, Brasil y Paraguay coinciden en sancionar al país caribeño por carencias democráticas aunque presentan públicamente su posición como un diferendo por el incumplimiento de Venezuela de normas del Mercosur.

Uruguay es el único país que le abre una puerta a la administración del presidente Nicolás Maduro y si bien no trabará que ese país sea suspendido, sostiene que igual debe permitírsele que participe en las cumbres aunque sin posibilidad de votar.

El presidente Tabaré Vázquez anunció desde Europa su disposición a reunirse con Maduro quien hizo ese pedido público en tono conciliador buscando un amigo en el sur.

Europa

La situación interna del Mercosur por el conflicto con Venezuela es seguida de cerca por los europeos que también tienen sus problemas internos.

Venezuela no es parte de las negociaciones hacia un TLC con Europa y la coordinación entre ambos bloques la lleva adelante Uruguay.

Fuentes de la Unión Europea en Montevideo dijeron a El Observador que la alianza del viejo continente no está en crisis, pero reconocen que aparecieron "elementos distorsivos".

La incertidumbre sobre el futuro de la Unión se incrementó cuando la población del Reino Unido decidió salirse del bloque europeo, algo que aún no se concretó y para lo cual hay un plazo de dos años. El llamado Brexit descolocó a los negociadores y complicó al viejo continente.

Otras situaciones políticas de inestabilidad también repercuten en aquella región.

España acaba de formar gobierno luego de meses sin poder hacerlo hasta que nuevamente Mariano Rajoy tuvo los votos para continuar. En Italia acaba de renunciar el primer ministro Matteo Renzi tras perder un referéndum que proponía varios cambios a la Constitución de ese país. La tercera economía europea entra ahora en un período de negociaciones políticas para rearmar el gobierno.

Además hay otros países con problemas políticos o que están en tiempos de elecciones un factor que genera cierto nivel de inestabilidad.

Por ejemplo, habrá elecciones en Francia, donde se verifica un avance de la derecha política relegando al socialismo europeísta y habrá elecciones en Alemania donde la canciller Angela Merkel, una amiga de la construcción europea, somete su cargo a reelección con el problema de los inmigrantes en el medio.

Con ese escenario político es que los negociadores del Mercosur y la Unión Europea llegarán a la próxima reunión que será en marzo en Buenos Aires.

Ambos bloques ya intercambiaron ofertas – que no convencieron a ninguna de las partes- y ahora buscan acercar posiciones.

El economista Soto de PwC, dijo a El Observador que para Uruguay "es fundamental en la negociación que se acepte la inclusión de la carne sin aranceles ya que la Unión Europea es uno de los principales compradores. "El comercio libre debe entenderse de ida y vuelta, libertad para comprar pero también para vender", afirmó Soto.


Populares de la sección

Acerca del autor