Procesan a sobrino del dictador Gregorio Álvarez por torturas

Es la primera vez que se tipifica este delito a un caso ocurrido durante la dictadura militar

El militar retirado Rodolfo Gregorio Álvarez Nieto, sobrino del ex dictador Gregorio Álvarez, fue procesado con prisión ayer por "un crimen de tortura en concurso formal con un delito de abuso de autoridad contra los detenidos", informó La Diaria.

La investigación comenzó a partir de la denuncia del dirigente del Sindicato único Nacional de la Construcción y Afines (Sunca), Riet Bustamante, quien fue detenido el 8 de mayo de 1980 en Avenida San Martín y Bulevar José Batlle y Ordóñez, por agentes de inteligencia policial-militar.

En dependencias militares fue torturado sistemáticamente, e incluso se le dijo que su hermana -que también había sido detenida- había muerto durante el interrogatorio, lo que le produjo una crisis nerviosa. Rodolfo Gregorio Álvarez, quien se desempeñaba como capitán en el establecimiento de La Tablada, le tomó declaración a Bustamante "en el mismo lugar en que había sido sometido a apremios físicos y sicológicos", detalla la sentencia a la que accedió La Diaria.

Según dijo la fiscal del caso, Ana María Tellechea, a El Observador, si bien el ahora procesado negó haber realizado torturas, varios testigos lo identificaron como torturador por lo que la jueza penal de 5º Turno, José María Gómez Ferreyra, decidió procesar al militar retirado por coautoría del delito de torturas dispuesto en el artículo 22 de la Ley 18.026, que establece penas que van desde los veinte a los ocho años de penitenciaría.

La fiscal señaló que este es el primer procesado por torturas durante la dictadura, a pesar de que este tipo de apremios físicos eran frecuentes durante los interrogatorios en todas las dependencias militares.


Populares de la sección