Producción ganadera se favorece con aumento del dólar, que reduce costos

La actual relación de precios es la mejor de los últimos años, según el IPA

La valorización del dólar en los últimos ocho meses favorece la gestión de las empresas ganaderas que monitorea el Instituto Plan Agropecuario (IPA) y ello permite estimar que al cierre del actual ejercicio –a julio próximo– los costos de producción continúen bajando.

Carlos Molina, integrante de los servicios técnicos del IPA, aportó a El Obseravdor datos sobre la marcha ganadera. La información es fundamental para los productores que en estos momentos deben tomar decisiones de inversión para el mejor manejo de sus predios. Por ejemplo, la implantación de pasturas y proyección de suplementos alimenticios.

Explicó que el precio de exportación de la carne vacuna es 10% inferior en lo que va del ejercicio 2015/2016, respecto al año 2014/2015, lo que marca lo que recibirán luego los productores por sus haciendas gordas y su relación con los precios de la reposición de ganados.

En promedio durante los ocho meses del actual período, el precio promedio en dólar del novillo gordo ha caído 2% con relación al ejercicio anterior. La vaca ajustó a la baja 4,5%-5%. Pero el ternero (hasta 140 kilos) se mantiene con relación al período anterior en un promedio de US$ 2,20 el kilo. Esto quiere decir que hay un cambio favorable para la reposición.

Otro factor importante ha sido la valorización del dólar, –que tiene un comportamiento a favor de los productores–, que en los ocho meses transcurridos del ejercicio se apreció 17% frente a la moneda uruguaya. El año anterior ya había mostrado esa tendencia de valorización que se consolida en 2015/2016. La incidencia de este factor es relevante porque 50% de los costos cotizan en pesos y el resto en dólares.

Los costos en pesos, como salarios, aportes al BPS, impuestos, comestibles, mantenimiento de asalariados y del productor que vive de esta actividad, entre otros, a pesar de que en pesos se incrementan entre 10% a 12%, en dólares descienden más. Los costos en dólares, como fertilizantes, raciones, específicos veterinarios, semillas, herbicidas y otros insumos, han tenido una baja importante de entre 8% y hasta 25% con relación al año anterior.

Molina enfatizó sobre la situación favorable en términos de relaciones de precios, es decir, los kilos de producción (novillo o ternero) que el productor necesita para comprar los insumos necesarios. Por ejemplo, en la zafra de pasturas que el productor está encarando: verdeos, siembra de raigrás, hacer praderas, fertilización de praderas anteriores o de campos mejorados, entre otros. A su juicio, la relación de precios es la mejor de los últimos años. El técnico destacó un detalle: en términos de intercambio el precio del gasoil es el más favorable desde la década de 1990.

La moneda del productor

En la moneda que maneja el ganadero, que son los kilos de producto que vende, los costos de producción se han abaratado, por ejemplo en verdeos y mejoramientos forrajeros, que permiten un mejoramiento del sistema productivo. Lo mismo sucedió con las raciones que se han abaratado en kilos de producto, destacó Carlos Molina, del IPA. Admitió que puede haber productores con problemas financieros. Una cosa es la conveniencia económica para hacer las inversiones productivas y otra es la posibilidad financiera de hacerlo, porque la seca trae también complejidades financieras en los predios.

Populares de la sección

Acerca del autor