Producción de leche afectada por altas temperaturas

En algunas zonas los tambos registraron un caída de más de un 10%

La situación de elevadas temperaturas de los últimos días afectó la producción de los ganados lecheros en más de un 10% en los tambos ubicados en las zonas sur de San José y este de Colonia.

Las remisiones totales de leche a Conaprole de unos 2,8 millones de litros diarios que durante las primeras semanas de febrero habían remontado un 3% por encima de similar período del año anterior, bajaron luego afectadas por ese motivo.

Esta situación se agrega a una merma de la producción que es habitual en esta época del año. Se debe tener en cuenta que hay vacas que están terminando su lactancia y que se están secando con vista a las próximas pariciones.

Este tema fue destacado a El Observador por el ingeniero agrónomo, Omar Lista, funcionario técnico de la Agencia Zona de Conaprole que atiende las zonas antes citadas.

Admitió que hubo muertes de algunas vacas en algunos casos muy puntuales, frente a una situación que era difícil por lograr que los animales se alimentaran. Por ejemplo se soltaban los animales a las praderas después de las 18 horas y seguían sufriendo todavía el calor. Se trataba de que las vacas se alimentaran de noche y que de día pasaran a la sombra.

Factores que inciden

Estas olas de calor inciden en la producción de leche que merma entre un 5% y un 20%. Existen dos factores que inciden en esa baja de producción. Por un lado las vacas bajan el consumo de alimentos y eso repercute en su producción de leche que baja en volumen, explicó el veterinario Álvaro Santana, especialista en nutrición animal. .

Pero además los animales - fundamentalmente las vacas- tienen problemas para disipar el calor y gastan energía que debería estar destinada a su función productiva con el fin de refrigerarse.


Por lo tanto, explicó que la manera de atenuar esa incidencia pasa por "luchar" contra esos dos parámetros. Es decir, tratar de maximizar el consumo y darle el mayor confort ambiental para que las vacas gasten la menor cantidad de energía para refrigerarse.

El confort

En relación al confort ambiental está demás decir que la sombra, la disponibilidad de agua en cantidad y calidad debe ser suficiente, considerando que una vaca lechera puede llegar a tomar más de 100 litros de agua en un día de calor como ha ocurrido en los últimos días, dijo el especialista.


No es fácil cumplir con todos estos requerimientos de logística de confort, pero cada vez son más los tambos que entre las 10 de la mañana y las 16 horas intentan no tener los animales en pastoreo porque además que en ese horario casi no comen, sin sombra no comen nada. Por lo tanto, es clave facilitarle agua y sombra.


Por otra parte son recomendables las dietas frías, porque la vaca tiene en el rumen una cuba de fermentación de más de 100 litros de fermentación que genera mucha cantidad de calor, lo que le permite tolerar el frío, pero a su vez es uno de los problemas que tienen los animales cuando ocurren las altas temperaturas, explicó Santana.

Explicó que lo que más genera calor es la fermentación de la fibra. Por ello, cuanto más concentrada pueden ser las dietas, con más granos y suplemento proteico y menor cantidad de forrajes y de la mejor calidad posible, tratando de tener pasturas de buena calidad y en pastoreos nocturnos, puede ser una buena alternativa para que haya menos fermentación y eso genere menos calor.


Populares de la sección

Acerca del autor