Productos de la granja subieron entre 30% y 100% tras las lluvias

El gobierno no pone obstáculos a la importación pero la región también sufre por el clima
*Por Juan Samuelle y Andrés Oyhenard

La mayoría de los precios de los productos hortofrutícolas aumentaron durante los últimos 15 días, en algunos casos más de 100% –como el morrón rojo o el zapallito redondo–, a consecuencia principalmente de los perjuicios que ocasionó el exceso de lluvias registrado en abril. No obstante, hay algunos rubros que se mantuvieron al margen de las subas, como sucedió con la papa.
La directora general de la Granja, Zulma Gabard, aseguró anoche a El Observador que no existe "ningún obstáculo" para habilitar la importación de frutas y verduras. De todas, la jerarca del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca precisó que tener una importación liberada "no asegura" que los consumidores puedan acceder a precios inferiores.

"Hoy el precio del morrón rojo no lo define la producción nacional, sin embargo, se mantienen en esos precios altos", explicó. Así como Uruguay sufrió complicaciones climáticas, zonas claves para el abastecimiento de productos hortofrutícolas como Entre Ríos (Argentina) o el sur de Brasil, también deben lidiar con complicaciones climáticas por el exceso de precipitaciones.

Pablo Pacheco, encargado de información comercial del Mercado Modelo, explicó ayer a El Observador que salvo cuatro rubros en los que los precios son iguales o más bajos que los de otoño de 2015 (papa, cebolla, zanahoria y uva), en el resto se produjeron aumentos que oscilan para la mayoría de los casos del 30% al 100%, aunque los hay más notorios.

En el caso de las hortalizas de hoja, las subas responden directamente al daño por el exceso hídrico, pero en el caso de algunas frutas tienen explicaciones más complejas, relacionadas con aspectos productivos durante el invierno y la primavera de 2015.

Por ejemplo, en manzana y pera hubo una brotación despareja, caída de yemas y pobre cuajado, lo que generó rendimientos menores. En el caso de los cítricos, por citar otro caso, se adelantó la cosecha de la naranja Valencia para evitar un impacto mayor de una enfermedad conocida como mancha negra del citrus.

En las últimas semanas la oferta de producción al Mercado Modelo mermó notoriamente, en volumen y en calidad, elevándose varios precios. Ese escenario se estima que persistirá durante los próximos días, hasta que llegue al mercado la producción procedente del nuevo ciclo tras las lluvias. Con el paso de los días habrá rubros que seguirán al alza y otros comenzarán a revertir la tendencia.
En los extremos de conductas en los precios podemos ubicar a la papa, por un lado, y al zapallito redondo y el morrón rojo por otro. La papa tiene precisos accesibles e incluso descenderán porque está por impactar en el mercado el ingreso de la papa nueva, de la zafra de otoño. En el morrón rojo, el precio en pocos días se fue a las nubes (en algunos lugares a más de $ 300 el kilo al consumidor), "en un producto que es de poco peso en la canasta hortícola nacional, se consume poco, pero cuando se encarece genera una alarma importante", admitió Pacheco. El zapallito redondo pasó de otoño a otoño de $ 25 a $ 110 el kilo, precio mayorista.

Mercado imperfecto


Los mecanismos de fijación de precios de la cadena de los productos hortofrutícolas no son sencillos, ya que no está definida únicamente por los factores de oferta y demanda. Gabard aseguró que el "grueso" de los productos que integran la canasta de consumo tiene una "oferta normal" para la época. Por eso consideró que algunos productos como la papa, cebolla y frutas, debería mostrar precios "normales" para la época porque fueron cosechados antes del temporal de lluvias del pasado mes, o es mercadería que está en cámaras de frío. Sin embargo, la jerarca admitió que a veces se genera un efecto "arrastre" en los precios de venta por las fuertes subas que registran puntualmente algunos productos.

También inciden otros factores de carácter más psicológicos cuando los comercios reciben información que habla constantemente de subas de precios en frutas y verduras. Esto lleva en algunos casos a que los márgenes de ganancia que se fijan sean mayores a los de otros productos de la canasta de consumo.

Emiliano Pérez, encargado del puesto Granjas del Uruguay, en el Mercado Agrícola de Montevideo, ayer precisó a El Observador que "no todos los rubros subieron, varios están en los niveles normales, como la papa, pero otros subieron y algunos mucho por las lluvias que hubo, que afectaron la producción y se está notando".

Comentó que la gente cada vez está más informada y entiende por qué se dan las subas, aunque les moleste. "Lo que hacen algunos es buscar un precio más bajo, de pronto llevando algo de menos calidad, y otros compran la misma calidad pero un poco menos de cada cosa", indico.
Pérez dijo que "lo que más subió fue el morrón rojo, pero también el puerro y el zapallito. Después se disparó un poco menos todo lo que es hortalizas de hoja, como acelga, lechuga y espinaca". Uno de sus compañeros, Wilson Fontes, comentó que "tradicionalmente una lechuga anduvo en los $ 15 y hoy está en $ 55", citando otro producto demandado con fuerte incremento reciente. Ambos aclararon que este puesto se abastece en el Mercado Modelo y de granjeros reconocidos, que marcan un incremento razonable para cubrir sus costos y márgenes, por lo que en el caso de las subas se limitan a trasladar el incremento que ellos también reciben desde sus proveedores.

Impacto sobre IPC


Fuentes del Poder Ejecutivo admitieron en diálogo con El Observador que seguramente la suba de precios que están mostrando algunas hortalizas, verduras y frutas puede afectar la tendencia descendente que mostró la inflación en los 12 meses a abril, y aplazar el objetivo de llevar los precios nuevamente al umbral de un dígito. Los precios al consumo subieron 0,46% durante el último mes, lo que permitió reducir el registro de inflación interanual de 10,6% al cierre de marzo a 10,47%.De todas formas, el consenso de los analistas privados considera que el gobierno tendrá una tarea muy compleja para llevar la evolución de los precios por debajo del 10% para el cierre del año. En la última encuesta de Expectativas de El Observador la mediana de los expertos esperaba un cierre de año con una inflación 10,3% y de 10,2% para 2017. En el sector granjero se espera que de no surgir ningún inconveniente climático, los precios del sector podrían regularizarse luego del invierno.

El precio de los más consumidos


La papa es el producto de la canasta hortícola más consumido. Ayer en el puesto Granjas del Uruguay, en el Mercado Agrícola de Montevideo, estaba a $ 33 el kilo. Le siguen en orden de mayor a menor consumo para completar la lista de los cinco principales el tomate ($ 69 el kg), la cebolla ($ 39 el kg), el boniato ($ 49 el kg) y el zapallo ($ 19 el kg). En el caso de las frutas, la más consumida es la banana, que se importa el 100% y ayer estaba a $ 37 el kg, seguida por los cítricos (naranja a $ 22 el kg y mandarina a $ 20 el kg) y las manzanas ($ 59 el kg).