Profesores alertan por liceos con situación edilicia "comprometida"

Amenazan con no iniciar las clases en el liceo de Villa Rodríguez en San José

Los profesores sindicalizados del liceo de Villa Rodríguez (San José) amenazan con no iniciar las clases el 6 de marzo, en protesta por el estado edilicio y la falta de personal. Para no llegar a ese extremo, exigen que antes de esa fecha las autoridades se comprometan a dar "soluciones reales" a los problemas en plazos fijados de antemano.

Mario Bango, profesor del liceo, dijo a El Observador que la situación del centro da "suficientes razones para no iniciar las clases en fecha". Humedades, defectuosa instalación eléctrica, falta de rejas en las aberturas, sala de profesores insalubre, equipo de dirección incompleto y ausencia de equipo multidisciplinario, además de falta de salones y laboratorios, son algunos de los reclamos que presentó el docente. Según señaló, los profesores han enviado notas al Consejo de Educación Secundaria (CES), pero nunca recibieron respuestas.

El liceo de Villa Rodríguez tiene 600 alumnos. Funciona en tres turnos con ciclo básico y bachillerato. Durante la mañana atiende a diez grupos, en la tarde a doce y en el turno nocturno a ocho.

El dirigente de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes), Emiliano Mandacen, dijo a El Observador que la situación que atraviesa el liceo de Villa Rodríguez es complicada y así lo plantearon el lunes a Secundaria.

Mandacen agregó que en condiciones similares se encuentran el liceo Nº 8 de Rivera, el Nº 2 de Toledo y algún otro de Montevideo y Canelones. No obstante, manifestó que el sindicato todavía espera los informes edilicios de cada una de las 57 filiales que tiene el sindicato para a fin de mes presentar un balance completo y señalar aquellos liceos que están en "situación comprometida" de cara a l inicio de cursos.

Clases en la vereda

Sobre la situación del liceo de Villa Rodríguez, Bango comentó que se construyó con siete salones, dos laboratorios y una sala de informática en la planta baja y la biblioteca en el piso de arriba. Sin embargo, el crecimiento de la matrícula llevó a que con el paso de los años se cerraran dos espacios que comunicaban con el patio para transformarlos en salones. A los pocos años esta ampliación dejó de ser suficiente y llegaron los contenedores. Hasta ahora el liceo tenía dos, pero en enero llegó el tercero.

La falta de salones obligó a que el año pasado en el turno vespertino, quinto Biológico y quinto Científico debieran funcionar en el mismo salón. El profesor señaló que con las materias de tronco común no había dificultades, los problemas aparecían con el turno de las asignaturas específicas de cada orientación. En estos casos, "debían obviamente separarse y quinto Biológico pasaba a tener clases en la biblioteca, siempre y cuando estuviera libre. Cuando no lo estaba, se llegó al extremo de tener que dictar clases en la vereda", aseguró.

A su vez, Bango manifestó que la mayoría de los salones tienen humedad en sus paredes, techos y pisos, llegándose a formar hongos, lo que los convierte en ambientes insalubres. Otros tienen rajaduras profundas en las paredes que provocan incluso la caída de aberturas. Además, los profesores reclaman que el liceo no cuenta con los laboratorios necesarios ni el personal capacitado para atenderlos. Tampoco tiene cantina.

liceo villa rodriguez - video

Video cedido por Fenapes

Condiciones infrahumanas

La sala de profesores y la adscripción tampoco están en condiciones. Bango expresó que "los compañeros que realizan sus tareas en la adscripción lo hacen en condiciones infrahumanas", dado que es un espacio muy pequeño. En cuanto a la sala de profesores, manifestó que esta tiene dos baños incorporados, los cuales no tienen ventilación lo que también lo transforma en espacio insalubre. El profesor manifestó que lo peor de esta situación es que al no haber cantina, los docentes utilizan la sala también como comedor.

A todo esto se suma, la mala instalación eléctrica y la falta de rejas en las aberturas, lo que ya ha dado lugar a varios robos.

Los profesores también reclaman por la falta de personal. Según expresó Bango, falta por lo menos un adscripto más para el turno de la tarde, que es el que tiene la mayor cantidad de alumnos. A su vez, desde el año pasado el liceo no cuenta con subdirector. También hace falta personal administrativo y equipo multidisciplinario. Sobre esto último, el profesor remarcó que la población del liceo amerita este tipo de atención. Recordó que ya en varias ocasiones se han suscitado casos de violencia, incluso con profesores


Populares de la sección