Profesores se capacitan con británicos en ciencia y tecnología

Se busca realizar un cambio del currículo para una mayor profesionalización
La profesora hablaba en inglés y los alumnos, también docentes, escuchaban atentos la traducción a través de sus auriculares. En el pizarrón de ese salón del Centro de Formación en Educación (CFE), también en inglés, figuraban varias formas de evaluación, entre ellas la múltiple opción, marcada como "aburrida".

Era el penúltimo día de la capacitación que dos expertos británicos brindaron a profesores uruguayos y que tenía como cometido el brindar herramientas para trabajar en el cambio de currículo de la enseñanza de profesorado en las áreas de ciencia, ingeniería, tecnología y matemática.

Las clases se enmarcan en un proyecto del CFE, financiado a través del Fondo de Ciencia e Innovación del gobierno británico, y continuarán con nuevos cursos a fin de mes con capacitación a profesores de Secundaria y Primaria en Maldonado.

"Estamos tratando de caminar hacia un nivel universitario con la formación de los docentes, y el intercambio con otras realidades donde los profesores se forman a nivel universitario nos parece muy buena", afirmó a El Observador la directora del CFE, Ana María Lopater.

En esta primera instancia los cursos se centraron en la búsqueda de un trabajo interdisciplinario y en brindar herramientas para hacer un mejor aprovechamiento de las herramientas tecnológicas para la enseñanza.

"Es muy importante recordar que el Reino Unido no es Uruguay y por tanto no se puede decir simplemente "hagan esto o aquello", afirmó a El Observador el investigador británico en pedagogía y ciencia, John Oversby, quien estuvo a cargo de los primeros cursos y aseguró estar impresionado con la calidad del conocimiento teórico de los profesores uruguayos.

En ese sentido, la experta en enseñanza y pedagogía semipresencial, Jude Sanders, quien trabaja en el tema desde hace 10 años, destacó en conversación con El Observador que parte del trabajo se basó en ayudar a los profesores a descubrir los aspectos en común entre disciplinas como Biología, Física o Matemática, que tienen tradiciones de trabajo diferentes, y ayudar a pensar en cómo se podrían complementar.

Trabajar "no solamente desde la asignatura", sino tender a lo interdisciplinar, dijo Lopater, es uno de los aspectos que se buscará mejorar a través del diseño de un nuevo currículo en el área de ciencia y tecnología.

Uno de los temas puestos a discusión durante el curso fue la educación semipresencial, una forma de estudio de profesorado que para la directora del CFE está "notoriamente atrasada" porque "todavía no se ha comprendido bien lo que es educar en la realidad virtual" y es entonces que se traslada la mecánica de la clase presencial.

Por ejemplo, dijo Lopater, en algunos casos como forma de evaluación se propone un escrito que el estudiante realiza, escanea y envía para su corrección. "Esas cosas tenemos que superarlas", afirmó.

Sanders afirmó que se brindó a los profesores herramientas para evitar cometer los errores ya cometidos en Reino Unido. Así se mostró, por ejemplo, diferentes alternativas para evaluar las materias, en vez de utilizar métodos tradicionales.

La experta destacó que, a diferencia de Inglaterra, "una gran fortaleza" de Uruguay es la buena infraestructura y conexión a internet. Y puso como un ejemplo "brillante" que en una de las clases un profesor envió a través de Whatsapp una foto con una solución para un problema a alumnos del norte del país, acompañada de un audio con explicaciones.

"Hay muchos profesores en Inglaterra que podrían trabajar de esa manera", puntualizó Sanders.

Profesionalización


La idea de este intercambio es que sirva como herramienta para trabajar en el cambio del currículo en el que el CFE comenzará a trabajar durante este año y que pretende implementar a partir del 2018, adelantó Lopater.

La jerarca aseguró que, a través de los intercambios con las realidades de otros países, la capacitación y la posibilidad de realizar maestrías –que comenzarían en abril y para las que se trabaja en conjunto con la Universidad de la República– se busca profesionalizar la formación docente.

"No solo queremos cambiar la propuesta curricular sino también la estructura docente", para lo que se necesitan profesores formados, aseguró Lopater.

Según afirmó, el actual plan de estudios de 2008 es "muy uniforme", con un sistema de reválidas engorroso, que no contempla las distintas realidades de los estudiantes. La idea es ir hacia un perfil de egresado que no se centre en la materia, sino que trabaje en equipo con otros profesores para dar al alumno herramientas para aprender, explicó.

Populares de la sección