Prohíben carne avícola chilena por brote de influenza aviar

La medida del MGAP preserva la producción nacional que es libre de la enfermedad

Uruguay suspendió las importaciones de carne aviar, productos derivados y huevos procedentes de Chile, a raíz de un foco de influenza aviar detectado en ese país y que fuera denunciado ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) el pasado 30 de diciembre.

La información fue destacada a la prensa este jueves por el ministro (i) de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Enzo Benech, quién hizo referencia a una nota enviada por los servicios sanitarios chilenos el pasado 7 de enero a la Dirección General de los Servicios Ganaderos (DGSG) del MGAP. En la misiva informaron sobre la enfermedad que había sido detectada en un criadero de pavos.

La medida establece la prohibición para el ingreso de carnes frescas o huevos para consumo, aves vivas ornamentales o aves de un día y huevos fértiles para incubación. La decisión se adoptó en función de la detección de un caso de influenza aviar H7, circunscripto a un plantel de pavos ubicado en la región de Valparaíso. El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Chile anunció el sacrificio y la destrucción de los animales infectados.

La medida adoptada por el MGAP se informó el pasado martes 10 a las autoridades chilenas, considerando que se trata de un virus que genera complicaciones no solo a nivel de salud humana, sino también al comercio de este rubro y del cual Uruguay es un país libre de la enfermedad. Medidas similares han sido adoptadas también por Brasil, Argentina, Perú y Bolivia.

Chile informó que el virus de influenza aviar detectado es de muy baja patogenicidad

Chile informó que el virus detectado es de muy baja patogenicidad y que se había tomado las medidas necesarias para controlar este brote.

Partida importada

Uruguay no estaba comprando grandes volúmenes de esos productos y se está revisando la existencia de 250 toneladas de carne avícola que se importaron, pero que no se liberaron aún al circuito comercial. Por lo tanto, se debe tener en cuenta que está prohibida su venta.

Benech aseguró que no existe ningún producto avícola de origen chileno en el mercado y tranquilizó a los consumidores que con una buena cocción de esa carne no existe ningún riesgo.

Sin embargo, lo que se está tratando de proteger es la calidad de país libre de infuenza aviar que tiene Uruguay, por lo cual se han impartido a las barreras sanitarias y veterinarios oficiales que se tomen las precauciones del caso.

El brote que apareció en Chile fue trasmitido por las aves migratorias en su ruta procedente del norte.

Advertencias a productores

La DGSG exhortó a productores, empresarios, veterinarios, técnicos y otros actores vinculados a la cadena avícola a reforzar las medidas sanitarias de prevención contra la enfermedad de la influenza aviar.

La DGSG recomienda a los productores extremar las medidas de bioseguridad en las granjas avícolas de la siguiente manera:

Evitar el contacto de las aves comerciales con aves silvestres controlando el estado de las mallas antipájaros.

Reforzar los controles de ingreso a las granjas evitando visitas innecesarias

Controlar pediluvios y rodiluvios con su respectivo desinfectante

Reforzar el control de plagas

Realizar un correcto manejo de cadáveres de acuerdo a las recomendaciones sanitarias.

También exhortó a notificar cualquier síntoma sospechoso que se observe en las aves y que presente los siguientes signos: Aumento de la mortalidad o muertes repentinas; dificultades respiratorias severas; coloración azulada de crestas, barbillas y/o patas; hinchazón de la cabeza; plumaje erizado; diarrhea; signos nerviosos; disminución de la postura y huevos deformes, con cáscara blanda o delgada.


Populares de la sección

Acerca del autor