Proponen bajar intereses de préstamos para cooperativas de viviendas

El diputado Felipe Carballo advirtió que los están padeciendo las familias de clase media y baja

Desde la lista 711 del vicepresidente Raúl Sendic advirtieron que la suba de los intereses que pagan las cooperativas de viviendas por los préstamos estatales están golpeando a familias de pocos recursos mientras que a las empresas constructoras se les habilitan subsidios y exoneraciones de impuestos.

El diputado Felipe Carballo dijo que la suba del 2% al 5,2% aprobada en 2008 para los intereses de los préstamos del Ministerio de Vivienda a los cooperativistas afecta "una de las principales herramientas que ha tenido la ciudadanía para paliar, en algo, las dificultades de acceso a la vivienda propia que durante décadas enfrentaron las familias de clase media y baja"

"Mientras que las cooperativas de vivienda pagan todos los impuestos, incluido el IVA, en los 25 años del proceso de amortización, al 5,25 % de interés, las empresas constructoras a través de la 'Ley de Vivienda de Interés Social' están exoneradas de todo tipo de impuestos, incluido el IVA. Y a ello se le suman otros beneficios y subsidios", sostuvo Carballo.

El parlamentario señaló que el Frente Amplio tiene como uno de sus pilares programáticos históricos la búsqueda del acceso universal a la vivienda y que, en ese sentido, el gobierno debería tomar la decisión de que el costo administrativo por el préstamo del dinero, para todas las cooperativas de viviendas, sea del 2% sin excepción.

"Hay un interés social en la construcción de éstas viviendas ya que no ingresan al mercado inmobiliario sino que siempre serán de uso social. Por lo tanto deben ser tratadas de manera diferente. Pese a ello, muchos cooperativistas están pagando un interés del 5.25% en Unidades Reajustables, interés que según estudios económicos realizados, es mayor al que están cobrando los bancos privados en Unidades Indexadas. Mientras que otros se benefician con el 2% dado que se rigen por diferentes reglamentaciones y convenios", manifestó Carballo

Consideró que esos diferentes tratamientos que derivan de la reglamentación cambiada en 2008 "determinan una desigualdad alarmante". "Familias con similares ingresos e idénticas condiciones pagan cuotas muy dispares dependiendo del momento histórico en el que construyeron sus casas y la reglamentación a la que se ampararon al momento de finalizar las mismas. Es importante tener en cuenta que actualmente son más de 400 cooperativas los que pagan el 5,25% de interés. Hay una clara injusticia social hacia los más desfavorecidos", dijo el legislador.

Observó que en las cooperativas que pagan el 5,25% de interés, más del 80 % de sus integrantes se han visto en la necesidad de ampararse al subsidio de la cuota, mientras que en las cooperativas de los convenios reglamentados antes de 2008 el subsidio promedia solamente el 15% .

"Esta realidad lleva a plantearse que si el interés baja, más familias podrán pagar por la vivienda, disminuyendo sensiblemente el número de subsidiados y aliviando la carga económica que la vivienda implica en sus ingresos familiares, favoreciendo la justicia social", agregó el parlamentario.

Por otra parte, estimó que una medida de esas características podría determinar costos menores para el Estado no solamente por la reducción de los subsidios sino también porque se evita la ampliación del aparato administrativo para hacer frente a las demandas. "Al día de hoy la estructura que posee el Ministerio de Vivienda ya está saturada por el aumento significativo de solicitudes de subsidio los que, además, deberían estar asegurados a través de una ley", opinó Carballo.


Populares de la sección